Doctor Tiroides con Philip James

Dr. Paul Y. Casanova

No Biopsia es 100% Exacta Los Exámenes Moleculares son los Mejores

Last Updated

Share

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Los exámenes moleculares pueden reducir las cirugías innecesarias de tiroides en un 50% o mas

Dr. Paul Y. Casanova-Romero, M.D., M.P.H., F.A.C.P., F.A.C.E, E.C.N.U

que se unió a Palm Beach Diabetes y Endocrine Specialists desde en 2012, recibió su grado médico con honores (Summa Cum Laude) y Doctor en Ciencias Médicas (DMSc), de  la Escuela de Medicina de   la Universidad de Zulia, en Venezuela. Posteriormente se unió a la facultad de su Alma Mater y en 1998, el Grupo de Investigación del Programa de Prevención de la Diabetes (D.P.P.) en el Instituto de Investigación de la Diabetes-Universidad de Miami. Completó su posgrado en Medicina Interna y Endocrinología (Jackson Memorial Hospital) y estudios de postgrado en Salud Pública (M.P.H.) con el Premio de Mérito Académico en la Universidad de Miami.

Un consultor privado endocrinólogo y orador nacional desde 2006, el Dr. Paul Y. Casanova-Romero de investigación extensa sobre la prevención de la diabetes, trastornos de la tiroides, síndrome metabólico y otros trastornos endocrinos han sido ampliamente publicadas. Sigue colaborando en estudios de investigación en Estados Unidos y Latinoamérica, el más reciente en pruebas moleculares de tiroides. El Dr. Casanova-Romero está certificado por la Junta en Medicina Interna, así como en Endocrinología, Diabetes y Metabolismo. Es miembro del Colegio Americano de Endocrinología (F.A.C.E.) y miembro del Colegio Americano de Médicos (F.A.C.P.). Actualmente es profesor voluntario de medicina en la Universidad de Miami.

Dr. Paul Y. Casanova-Romero se especializa en el tratamiento de la enfermedad de la tiroides incluyendo nódulos tiroideos, hipotiroidismo, hipertiroidismo y cáncer de tiroides, enfermedad paratiroidea, diabetes, pre-diabetes, trastornos lipídicos y otros trastornos endocrinos. Él ha estado usando la prueba molecular para la caracterización de los nódulos de la tiroides desde 2010. Él ha satisfecho con éxito los requisitos para la certificación endocrina en el ultrasonido del cuello (ECNU) para realizar la biopsia internamente guiada por ultrasonido de la aspiración de la aguja fina de nódulos de tiroides, de la paratiroides, nodos.

Es miembro del panel de membresía de la American Thyroid Association, miembro activo de la Endocrine Society, la Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos, la American Diabetes Association, el American College of Physicians y la National Lipid Association.

En esta entrevista hablamos sobre esta temas:

  • ¿Cómo se identifican los nódulos y por qué ocurren? autoexamen o en la oficina del médico
  • La mayoría de los nódulos son benigno, estos se pueden presentar hasta en más del 70% de la población
  • ¿Qué tests puede realizar un médico para evaluar el nódulo?
  • Ningún test es 100% seguro
  • Ultrasonido – qué están buscando en general
  • Que es aguja  fina y el proceso general de la biopsia
  • Tests moleculares
  • ¿Qué tipos de resultados se pueden obtener de la citología y qué significan?
  • La mayoria de ojo finas son benigno
  • Maligno o sospechoso de malignidad, todavía tiene la posibilidad de no ser cáncer
  • Los arco iris – 3,4,5 – indeterminate categoria
    Systema BETHESDA
  • ¿Qué tests adicionales se pueden realizar para resolver los nódulos indeterminados? – Tests moleculares
  • Que son todas los tests moleculares?  Y son las mismas?
  • Dr. Casanova prefiere usar test de Afirma, este es por que

MAS INFORMACIÓN

Listen to Doctor Thyroid here!
American Thyroid Association (español)
Dr. Paul Casanova
Afirma
La prueba de la expresión génica de Afirma puede reducir cirugías innecesarias del cáncer de tiroides

Transcripción

Ninguna Biopsia es 100% Exacta, Los Marcadores Moleculares Son Los Mejores

Dr. Casanova:

…Utilicemos, precisamente, marcadores moleculares, para definir y clarificar qué personas, definitivamente, se benefician de ir a cirugía y cuáles son aquellas que, basado en el resultado molecular, pueden permanecer sin cirugía y con observación a través del ultrasonido.

…En Colombia, México, Brasil y en Chile lo están realizando; también el test puede solicitarse para poder ser realizado en cualquier momento. Hay compañías que ya tienen la licencia para enviar el paquete que se requiere para tomar la muestra por el patólogo que lo está realizando en cada uno de los paises de Latinoamerica.

…Si, en la mayoría de estos nódulos indeterminados, sobretodo de las categorías III y IV, es posible que hasta un 60 % de los pacientes no tenga cáncer y vayan a una cirugía innecesaria. La cirugía innecesaria no solamente implica el hecho de retirar un órgano tan noble como el tiroides (que tiene una función única y es particularmente difícil, inclusive para los endocrinólogos una vez que la persona va a cirugía, manejarlo), sino que también tiene que tomar en cuenta que una persona que va a cirugía se expone a otros riesgos: el tiroides es uno de los órganos que tiene además, en la parte posterior, otras glándulas como las paratiroides que controlan el calcio; está cerca de nervios que, básicamente, comprometen la voz del paciente. Es una cirugía; dependiendo de la edad del paciente, los riesgos de cirugía pueden ser menos o más altos…

…En el futuro estos análisis moleculares van a cambiar totalmente la manera en que nosotros vamos a clasificar, finalmente, los nódulos. Estos análisis moleculares están avanzando a pasos gigantes. Esperamos, además, que va a ser un beneficio para clarificar el diagnóstico de los pacientes que, a futuro, también nos guíe acerca de cómo tratar, si se da la situación a las personas con cáncer, de una manera más adecuada…

Philip James, presentador:

Hoy estamos con el Doctor Paul Casanova. El hizo sus estudios en la Universidad de Miami y también en Venezuela. El está trabajando en el Palm Beach Diabetes and Endocrine Specialist y es un miembro de la American Thyroid Association.

Doctor Casanova, Bienvenido.

Dr. Casanova: 

Muchas gracias, Philip, por la invitación.Y a todos aquellos que te escuchan: hoy, precisamente, vamos a hablar un poco más alrededor del tema de la evaluación de nódulos tiroideos. Ha sido un viaje a través del tiempo y a través de los últimos años; ahora tenemos mucho más que compartir con las personas que te escuchan.

Philip James, presentador:

Si, el tema de hoy es: Nódulos Indeterminados. Hablaremos más sobre este tema.

Pero, acerca de su experiencia valorando los nódulos, lo cual ha hecho por muchos años… Por favor ¿puede compartir algo de su experiencia anterior?

Dr. Casanova:

Si, mi experiencia ha comenzado hace más de, aproximadamente, siete años (en el 2010). Tuve la oportunidad de tomar los primeros tests, que fueron utilizados, precisamente, para el diagnóstico de nódulos indeterminados y malignos, que fueron, en aquel momento, presentados por la Universidad de Pittsburgh, por el Doctor Yuri Nikiforov. Esos tests (que no estaban disponibles para el público) nos permitieron entrar en conocimiento de una de las mutaciones más frecuentes que se ven en nódulos malignos y tratar de probar si eso tenía cierta utilidad para los pacientes en términos de asegurar el diagnóstico o darle alguna explicación adicional a los cirujanos. Más adelante, otra serie de tests moleculares han salido en los últimos 7 años y estos tests moleculares han sido, básicamente, probados a través de diferentes estudios. Y eso es lo que he utilizado a través de estos últimos años y he visto los resultados a través [de ello], y el beneficio para mis pacientes, particularmente aquellos que tienen un diagnóstico de nódulos indeterminados.

Philip James, presentador: 

Entonces, en el tema de nódulos, ¿cuántas personas en el mundo tienen un nódulo de tiroides?

Dr. Casanova:

Eso es un elemento variable en cada población. En términos generales, aquí en los Estados Unidos por ejemplo, podría decirse que después de la edad de 40 años, más del 50 % de las mujeres pueden tener nódulos tiroideos; es, de hecho, el tumor endocrino más común que tenemos presente en la actualidad. Pero el hecho de ser común no quiere decir que todo nódulo tiroideo es maligno; de hecho, la gran mayoría de estos nódulos son de naturaleza benigna.

En términos generales podemos decir que, en Los Estados Unidos, unos 450 mil casos de biopsia de tiroides se han hecho en los últimos años y, a pesar de esa cantidad de biopsias, la gran mayoría de ellas no tiene ningún tipo de malignidad; es por ello que ahora hay un énfasis en tratar de mejorar cada uno de los recursos que tenemos para evitar, precisamente, que personas vayan a cirugía, y tratar de no hacer un exceso de cirugías innecesarias en esta población.

Philip James, presentador:

Y para aquellos que están escuchando esta entrevista y posiblemente están pensando: “¿Cómo sabemos si tenemos un nódulo de tiroides?”

Dr. Casanova:

Si. En términos generales, la primera observación que tiene la persona es ir al médico. Estos nódulos de tiroides, aun cuando es una minoría, pueden ser detectados por su médico. Nódulos de más de 2.5 cm pueden ser palpables a través del examen físico del cuello; el examen físico del cuello, si usted lo solicita, su médico general, su ginecólogo puede realizarlo.

Aun cuando esta es una de las formas de poder diagnosticar nódulos, la mayoría de los nódulos que nosotros vemos son diagnosticados porque la persona va a estudios diferentes. Por ejemplo: la persona va y se va a hacer un ultrasonido de las arterias carótidas y alguien le dicen: “Mira, tienes algo en el tiroides”; la persona va a hacerse un estudio del pecho y le dicen: “tienes algo en el tiroides”. Y eso es algo también muy común; la mayoría de los nódulos tiroideos no son diagnosticados necesariamente por palpación, solo aquellos que son grandes y están superficiales.

Los nódulos tiroideos en algunas ocasiones, si hay síntomas (si la persona tiene problemas para tragar; la persona tiene de pronto problemas para respirar; o en algunas ocasiones, con historia familiar en el pasado de que los padres o sus hermanos tienen nódulos; o la persona tienen historial de cáncer de tiroides; o fue expuesto a radiación), lo óptimo sería que la persona solicitara al menos hacerse un ultrasonido del cuello que incluya el tiroides.

Philip James, presentador:

Doctor Casanova, entonces si un paciente tiene un nódulo de tiroides, ¿hay algún examen en particular para saber con certeza si es cáncer o no?

Dr. Casanova:

Una vez que la persona se hace el ultrasonido y se ha hecho una evaluación propia de la historia del paciente, el ultrasonido como tal no es, completamente, una herramienta para nosotros decirle al paciente si tiene o no tiene algo maligno. El ultrasonido nos guía para, precisamente, seleccionar qué casos requieren, lo que es el tema de tu pregunta y es, hacer una biopsia de aguja fina dirigida por ultrasonido para obtener una muestra de citopatología. El diagnóstico de malignidad requiere, y está basado en, la obtención de material dentro de los nódulos que son sospechosos, y ser analizados entonces por un patólogo [el cual] nos indica si existe la certeza de si es malignidad, o no.

Philip James, presentador:

Pero, ¿podemos saber, con cierto porcentaje de certeza, si es cáncer?

Dr. Casanova: 

No. Lastimosamente ningún test, ni siquiera la citopatología, es 100% seguro; uno obtiene a través de la citopatología, un análisis a través de, aproximadamente, 6 tipos de diagnóstico. Los diagnósticos que podemos obtener a través de la muestra citopatologica, inclusive cuando es benigno, pudiera todavía tener un porcentaje mínimo de un 6 a un 7% de malignidad. Y esto es importante que la gente lo entienda porque muchas veces, a pesar de que recibe diagnóstico de benignidad, después de una biopsia de tiroides todavía requiere que el nódulo sea observado a través del tiempo para ver si se comporta como debe hacerlo un nódulo benigno. Si ese nódulo se comporta de una manera diferente, entonces requiere otra vez evaluacion.

Pero, en términos generales, es lo mejor que tenemos en este momento: la citopatología sigue siendo el estándar para diagnostico, y ahora estamos agregando, precisamente, el análisis molecular, que va a incrementar nuestra certeza y la información que le vamos a dar, entonces, a los pacientes.

Philip James, presentador: 

En ocasiones anteriores, usted ha hablado sobre un arcoiris o “rainbow”, sobre qué ocurre después de este examen, ¿puede compartir más detalles sobre eso?

Dr. Casanova: 

Exacto. En la actualidad, desde 1909, los patólogos han llegado a un acuerdo para tener un lenguaje común, y ese lenguaje común lo podemos, precisamente, tomar como referencia a un arco iris de diagnósticos que van en 6 diferentes categorías:

  • la categoría número I es que de la persona, por razones diversas, no se obtuvo suficiente material y no hay un diagnóstico preciso; no existe el suficiente grupo de células para definir si es algo bueno o algo malo;
  • las categorías que van del II al VI son precisamente ese arcoiris: la categoría 2 es la categoría buena, benigna; la categoría 6 es la categoría maligna.

Ello nos da una definición para tomar decisiones quirúrgicas.

Sin embargo, debido a las categorías particulares del tiroides, hay otras tres características entre la buena y la mala (entre la benigna y la maligna) con las que, básicamente, el citopatólogo o la persona que está leyendo la lámina o la muestra de la biopsia de tejido [tiroideo], puede, totalmente, tomar una decisión adecuada. Esas categorías, que son la III, IV, V, son categorías que nosotros la llamamos globalmente como Nódulos Con Una Citopatología Indeterminada.

Si esa categoría, que va del III al V se acercaba más a la parte benigna, el porcentaje de personas (en el pasado, cuando no teníamos ciertas herramientas como los análisis y marcadores moleculares), todas estas personas iban a cirugía. Las personas que iban a cirugía en la categoría III tenían un porcentaje de malignidad entre un 15 y un 30%, esto se incrementaba en la categoría IV de un 30 a un 40%, y en la categoría V era un 70% de riesgo de malignidad.

Por eso, porque esa característica indeterminada está presente particularmente en las categorías III y IV ([y de ahí] el riesgo de ir a una cirugía innecesaria, sin propósito, porque iban a hacer un diagnóstico al final benigno), ahora los endocrinólogos, los otorrinolaringólogos y los patólogos, utilizamos marcadores moleculares para definir y clarificar qué personas, definitivamente, se benefician de ir a cirugía y cuáles son aquellas que, basados en el resultado molecular, pueden permanecer sin cirugía y con observación a través del ultrasonido.

Lo que estamos buscando con estos análisis moleculares es igualar el riesgo que una persona tendría si es diagnosticado ese nódulo como benigno. Como yo lo dije y comenté anteriormente: un nódulo benigno no significa 100 % seguridad de que no pueda ser algo malo, pero nos puede dar hasta un 94 % de seguridad de que uno está a salvo de tener cáncer de tiroides. Si nosotros tenemos un test que (en estas categorías III y IV, que son indeterminadas), nos permita igualar ese riesgo de llevar esos nódulos al mismo porcentaje de seguridad de observación, estamos ayudando al paciente a evitar cirugía innecesaria y, además de eso, le evitamos costos al sistema de salud pública.

Philip James, presentador:

Entonces, sobre este tema de las categorías III y IV…

Dr. Casanova:

El Bethesda III y IV, exacto.

Philip James, presentador:

¿Qué podemos hacer para obtener más información sobre este tema de las categorías III y IV?

Dr. Casanova: 

Si. La parte de lo que son las categorías III y IV, que son, para los patólogos, categorías del Sistema de Bethesda.

Para las personas que van [a consulta], en un momento dado su médico toma la decisión de hacer una biopsia por aguja fina, requiere que la persona solicite que al mismo tiempo tomen la muestra para el análisis molecular. Los análisis moleculares que nosotros tratamos de recomendar a las personas son análisis moleculares que pregunten o traten de definir, si este nódulo es realmente benigno. Hay dos tipos de análisis moleculares: unos que son de confirmación de si “¿tú eres un nódulo malo?”, pero hay otros análisis que se basan, básicamente, en descartar que son malos; en este caso, confirmar la benignidad.

Es el médico que está realizando la biopsia el que tiene la oportunidad, al hacer el mismo pase de agujas que utilizamos para la citopatología, de tomar una muestra del test molecular y guardarlo al momento en espera del resultado final de la citopatología o del reporte. Si el reporte de la patología viene con categorías III o IV (que son indeterminados), en ese momento ya la persona tiene la muestra y puede ser enviada para el análisis y la clarificación, para evitar entonces la decisión final, en este caso, de ir a cirugia sin ningún otro tipo de ayuda. Y lo que hacemos con el análisis molecular, en este caso, es ayudar a la persona a tomar la decisión clínica correcta. Eso es lo que hacemos con este nuevo tipo de análisis moleculares.

Philip James, presentador:

Para terminar. Cuando un paciente va por primera vez y el nódulo es indeterminado, ¿necesita volver otra vez para otra punción con aguja fina?, o ¿se pueden usar los resultados de la primera?

Dr. Casanova:

Si la persona que está haciendo la biopsia toma la previsión de tomar la muestra (porque estas son muestra en las que están separadas la biopsia de la citopatología), de tomar la muestra y colocarla en el tubo (es un tubo especial; muchos de estos estudios moleculares requieren de un tubo especial), la persona no requiere repetir la biopsia.

En otras ocasiones, (porque en categoría III, la Asociación Americana de Tiroides lo recomienda), tiene 3 posibilidades: o ir a cirugía; o repetir la biopsia; o hacer observación. El repetir la biopsia: si la persona no pudo tomar la muestra molecular en ese momento, se toma la muestra y se clarifica (pero todavía en este punto no ha ido a cirugía). Nosotros recomendamos de nuevo, que la persona, cuando vaya a hacerse una biopsia, le pregunte a la persona que la está haciendo si va, al mismo tiempo de tomar la muestra para citopatología, a guardar una muestra para el análisis molecular, y así evitar hacer dos veces un procedimiento que, por supuesto, produce molestias. En términos generales, volver a repetir lo mismo otra vez [genera] un costo adicional para el paciente

Philip James, presentador:

Y ¿esto es común para los médicos en general?, ¿ellos están usando el examen molecular?

Doctor casanova:

La mayoría de los médicos que hacen biopsia (la gran mayoría) están ya familiarizados con estos tests moleculares. De hecho (…) Aquí particularmente, en Los Estados Unidos, el test ha sido aprobado, inclusive para su utilización en el sistema de Medicare; es decir, que ha sido reconocido como un elemento que tiene un costo-beneficio. Muchos de los seguros (de nuevo, aquí en los Estados Unidos) tienen cobertura de los más importantes tests moleculares. En términos generales, si hay algún problema con una persona, por ejemplo en Los Estados Unidos (o alrededor del mundo), las asociaciones de tiroides de cada continente tienen listas donde ellos le informan a las personas, si el médico hace biopsias con test molecular. La Asociación Americana de Tiroides [American Thyroid Association] tiene esa facilidad para los pacientes aquí en Los Estados Unidos, pero sé también que otras asociaciones de tiroides alrededor del mundo también le permiten a las personas, a través del internet, buscar quién es el médico que está haciendo biopsias utilizando este test molecular.

Philip James, presentador:

Y actualmente, por ejemplo, en América Latina ¿también está disponible el exámen molecular?

Dr. Casanova:

Si, el test está disponible en América Latina. Básicamente hay países que ya lo están realizando. [Tengo] conocimiento de que en Colombia, México, Brasil, en Chile lo están realizando. También, el test, puede solicitarse para ser realizado en cualquier momento y hay compañías que ya tienen la licencia para enviar el paquete que se requiere para tomar la muestra por el patólogo que lo está realizando en cada uno de los países de Latinoamérica.

Philip James, presentador:

¿Hay alguna empresa que ofrezca estos exámenes moleculares?, y si hay más de una, ¿cuáles son?

Dr. Casanova: 

Ahorita tenemos 4 grandes grupos o compañías que están haciendo este test y cada una de ellas tiene su nivel de estudios que soportan, precisamente, este tipo de test molecular.

Está la compañía Veracyte que tiene un test que se llama Afirma. El Afirma viene en dos variantes: ellos tienen lo que se llaman un GC y actualmente están haciendo un test que van a introducir (más avanzado) que se llama GSC. Está otra compañía que está basada en la Universidad de Pittsburgh, la cual, en conjunto con un grupo de patólogos que se llaman CVL (Clinical Virology Laboratory) que están radicados en Nueva York, ellos hacen la muestra [prueba] que se conoce como ThyroSeq v2.

Está el grupo que se conoce como el Rosetta y, por supuesto, está también el otro grupo que hace el test molecular, y tienen dos tipos de test al mismo tiempo que se llaman ThyGeNEXT™ y ThyraMIR®. En Latinoamérica, en mi entender, el test que está siendo utilizado y que está licenciado en muchos de los países, es el que proviene del grupo Veracyte: Afirma.

Hay intenciones, de todos estos grupos, de trabajar [a lo largo] de Latinoamérica y, evidentemente, al contactar directamente a esos grupos en Los Estados Unidos, el patólogo o la persona que está interesada en utilizar esos test en sus prácticas a nivel de Latinoamérica, podría hacer [algún tipo de] acuerdo con estas compañías.

Philip James, presentador : 

Y usted ¿cuál es el exámen está usando y por qué?

Dr. Casanova:

Yo, en estos momentos estoy utilizando, fundamentalmente, un test de la compañía Veracyte: Afirma. Es el más avanzado, se llama Afirma GSC. La razón para utilizar éste test es, precisamente, porque en nuestra experiencia particular, la gran mayoría de los nódulos tiene un bajo riesgo de malignidad. Este test está basado en la lectura de ARN mensajero.

Y para ponerle [un ejemplo], a los pacientes y a las personas que nos escuchan, sobre “qué es lo que hace cada uno de los tests (?)”, es semejante a que: “usted tiene una persona que es su hija, la hija llega con su novio, y usted al ver novio [se lleva] una primera impresión”; el nódulo viene a ser el novio. Si el nódulo se observa, y se ve como que parece que no es bueno, la pregunta que uno hace no es “si usted es un mal muchacho”, es “si usted en verdad es un buen muchacho para mi hija”. El test o los tests que, precisamente, descartan que es malignidad son tests que tratan de responder esta pregunta que es: “¿Eres tú un nódulo benigno?” Los tests como Afirma, como Rosetta, están diseñados para responder esa pregunta.

Ahora, si una persona tiene un nódulo que es altamente sospechoso de cáncer, [ahí] es cuando nosotros (o mi persona) aplica tests como ThyroSeq v2, o los test, en este caso, del Thyroid Oncogene. Pero los tests moleculares basados en ADN, (que es lo que, algunas veces los cirujanos tratan de contestarse) son solamente aplicables, de manera cierta, a aquellos nódulos que son realmente sospechosos de malignidad.

La información que yo tengo [sobre] este test que te estoy comentando, el Afirma GSC, (…) la he podido corroborar personalmente. Muchos de estos casos, que han sido sospechosos a través del test molecular, van a cirugía y se corrobora que la información del test es precisamente la que nos informa el análisis molecular. Pero también el test me ha dado la oportunidad de evitar cirugías en pacientes y tener el orgullo de poder haber salvado de una cirugía innecesaria a más del 50 % de los pacientes que, en un momento dado tenían estos [nódulos] indeterminados.

Philip James, presentador:

Esto es muy importante porque, anteriormente y hoy en día, hay muchas cirugías en las que se está extirpando la tiroides aunque no se sabe si es cáncer o no, pero el doctor dice: “Vamos a quitar su tiroides, no sabemos si es cáncer, pero…” ¿Cuántas veces no tienen cáncer?, ¿una de cada dos o cuantas?

Dr. Casanova:

Si, en la mayoría de estos nódulos indeterminados, sobretodo de las categorías III y IV, es posible que hasta un 60 % de los pacientes no tenga cáncer y vayan a una cirugía innecesaria. La cirugía innecesaria no solamente implica el hecho de retirar un órgano tan noble como el tiroides (que tiene una función única y es particularmente difícil, inclusive para los endocrinólogos una vez que la persona va a cirugía, manejarlo), sino que también tiene que tomar en cuenta que una persona que va a cirugía se expone a otros riesgos: el tiroides es uno de los órganos que tiene además, en la parte posterior, otras glándulas como las paratiroides que controlan el calcio; está cerca de nervios que, básicamente, comprometen la voz del paciente. Es una cirugía; dependiendo de la edad del paciente, los riesgos de cirugía pueden ser menos o más altos.

De tal manera que la óptica que tienen, y de hecho ese es el propósito que tienen las asociaciones alrededor del mundo y particularmente la Asociación Americana del Tiroides, es minimizar el potencial de dañar o de sobretratar a la mayoría de los pacientes con un riesgo bajo de mortalidad y de enfermedad.

Los nódulos tiroideos son, solo una mínima parte, malignos; la mayoría son benignos, pero en este caso deben tomarse las previsiones para que cuando tengamos la respuesta a través de la citología, o a través del análisis molecular, sea la adecuada para evitar cirugías innecesarias.

Philip James, presentador: 

Si yo soy un paciente y el resultado de mi punción con aguja fina (FNA) fue “nódulo indeterminado” ¿cómo sé si mi médico está utilizando el test para nódulo indeterminado?

Dr. Casanova:

Bueno, básicamente porque el reporte lo indica. Cuando la persona recibe un reporte, además de la parte indeterminada, recibe una hoja adicional con la explicación del test molecular que fue seleccionado por su médico. En el caso de los test Afirma, el ThyroSeq de Rosetta o de otros tests moleculares, (en este caso) ellos informan directamente, además de la respuesta de la citopatología, le informan a la persona que un test molecular ha sido realizado.

Si el test molecular no está reflejado en el reporte, es importante que la persona (dependiendo de la categoría que tiene, ya sea III o IV) tenga la opción antes de hacer cirugía de, inclusive, poder realizar de nuevo el test molecular. Lo correcto es hacer todo en un solo paso. [Se trata de] tomar la previsión de que esto puede ocurrir. A a pesar de que no ocurre en todos los pacientes (solo entre un 15 a un 30%, dependiendo del lugar del mundo donde esté, puede ser indeterminado), y si existe esa posibilidad, y la posibilidad de ese diagnóstico es potencialmente de ir a una cirugía innecesaria, es importante que antes, al momento de la biopsia, solicite a su médico: “Por favor, envíeme a un doctor que haga este test al mismo tiempo, para poder tener tranquilidad”.

Philip James, presentador: 

Doctor Casanova, gracias.

Antes de irnos, ¿hay alguna otra información que quiera compartir con las personas que están escuchando sobre este tema?

Dr. Casanova:

Si, yo en lo particular, recomiendo a las personas que, siempre que evalúen los nódulos tiroideos, tomen en cuenta que a pesar que es una patología que es muy frecuente en nuestra población, siguen siendo (la mayoría de ellos) benignos. Siempre vayan con la óptica de que en los diagnósticos de nódulos tiroideos existen un alto porcentaje que usted vaya a salir con una respuesta que lo va a poner contento. Pero, si se tomó la decisión (dependiendo de su historia familiar o de su historia de exposición; y de las características del nódulo; y de los exámenes que se realizan preliminarmente) de que se necesita una biopsia, prepárese para que todas las respuestas sean respondidas en una sola ocasión. Eso indica, hacer la biopsia guiada por ultrasonido, tomar y enviar la muestra a un patólogo reconocido y, además, que al mismo tiempo que le hayan tomado la muestra citopatológica, guarden la muestra molecular.

En el futuro estos análisis moleculares van a cambiar totalmente la manera en que nosotros vamos a clasificar, finalmente, los nódulos. Estos análisis moleculares están avanzando a pasos agigantados. Esperamos, además, que va a ser un beneficio para clarificar el diagnóstico de los pacientes que, a futuro, también nos guíe acerca de cómo tratar, si se da la situación a las personas con cáncer, de una manera más adecuada

Así que, manténganse conectados con estos podcasts, que son siempre muy interesantes, y a futuro, probablemente escucharán, más allá del capitulo 60, muchos más de estos análisis.

Philip James, presentador:

Este es el fin del episodio número 59. Yo soy Philip James. Si quiere escuchar más entrevistas con otros médicos, acerca del tema de tiroides, cáncer de tiroides  e hipotiroidismo, puede visitar la página web doctiroides.com.

Lee mas

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Play Episode

Last Updated

Share

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

No Biopsia es 100% Exacta Los Exámenes Moleculares son los Mejores

Dr. Paul Y. Casanova

00:00
00:00
  • No title 00:00