En Doctor Tiroides con Philip James

Hipotiroidismo – Causas, Síntomas y Exámenes

Tratamiento, pronóstico, posibles complicaciones, y cuándo contactar a un médico

La glándula tiroides es un órgano importante del sistema endocrino. Está ubicada en la parte anterior del cuello, justo por encima de donde se encuentran las clavículas. La tiroides produce hormonas que controlan la forma como cada célula en el cuerpo usa la energía. Este proceso se denomina metabolismo.

Hipotiroidismo es una afección en la cual la glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea. Esta afección a menudo se llama tiroides hipoactiva.

A.D.A.M. Enciclopedia Multimedia

Dra. Gabriela Brenta, M.D., Ph.D.

Docente de postgrado de la Universidad Favaloro y de las carreras de Especialista en Endocrinología así como de Bioquímica Clínica dependientes de la Universidad de Buenos Aires. Médica adscripta en el Servicio de Endocrinología y Metabolismo de la Unidad Asistencial Dr. César Milstein de Buenos Aires, Sector Tiroides. Presidente del Comité Científico de la Sociedad Latinoamericana de Tiroides. Miembro del Dpto. de Tiroides de la Sociedad Argentina de Endocrinología y Metabolismo. Su área de investigación clínica abarca el efecto cardiovascular y metabólico de las hormonas tiroides.

En este episodio la Dra. Gabriela Brenta habla sobre:

  • El hipotiroidismo: causas y síntomas.
  • ¿Podría confundirse el hipotiroidismo con otras enfermedades?
  • Pruebas y exámenes para un diagnóstico acertado.
  • Tratamiento, pronóstico, posibles complicaciones.
  • ¿Que tipo de pacientes son más propensos a desarrollar hipotiroidismo?
  • El hipotiroidismo puede ser tan común como la diabetes.
  • Calidad de vida después del tratamiento con Levotiroxina.
  • ¿Cuál es el mejor momento del día para tomar la pastilla?
  • ¿Cuándo contactar a un médico?

Información Adicional

Asociación Americana de Tiroides – en español
Doctor Tiroides – página web
Doctor Tiroides en Facebook
Doctor Tiroides – Grupo de apoyo
Dra. Gabriela Brenta

Transcripción

Philip James, presentador:

Buenas tardes y bienvenidos a Doctor Tiroides con Philip James. Este es el show número 45. Hoy estamos con la Doctora Gabriela Brenta de Buenos Aires. Y el tema de hoy es: hipotiroidismo. Vamos a hablar sobre los síntomas, el diagnósticos y el tratamiento.

La doctora Brenta es endocrinóloga en la ciudad de Buenos Aires.

Doctora Brenta, bienvenida. Gracias por estar acá hoy. Por favor,¿Podría compartir algo sobre su experiencia y su trabajo?

Dra. Gabriela Brenta:

Bueno. Primero, buenas tardes, Philip. Muchas gracias por la entrevista. Y sí, puedo compartir.

La actividad que yo hago aquí en la ciudad de Buenos Aires, tiene mucho [que ver] con hospital; donde yo trabajo es un hospital para adultos mayores donde atendemos a todos los paciente que ya están jubilados, y yo estoy a cargo del sector de tiroides de el servicio de endocrinología de este hospital. Por otro lado, tengo también mi actividad privada, donde hago consultoría y veo, realmente, a muchos pacientes por mes.

Philip James, presentador:

Muy bien. Gracias Doctora Brenta.

Y el tema de hoy es hipotiroidismo, vamos a empezar ya con el tema, ¿cuáles son los síntomas del hipotiroidismo?

Dra. Gabriela Brenta:

Los síntomas de un hipotiroidismo severo (o cuando el hipotiroidismo realmente está bien declarado) son importantes, si. Sin embargo, se pueden enmascarar y confundirse con los síntomas, por ejemplo, de la menopausia o de la depresión. Los síntomas más comunes en general son: la pérdida de memoria a corto plazo, tener calambres o dolores musculares, mucho cansancio, tendencia al sueño, intolerancia al frío, puede haber también sensación de pinchazos en las extremidades (que esos se llaman parestesias) y mucha debilidad muscular, junto con muy piel seca, caída de cabello, el pelo fino y opaco, constipación, y también una tendencia a engordar, a pesar de, por ejemplo, estar haciendo alguna dieta.

Philip James, presentador:

Yo recuerdo cuando yo tuve hipotiroidismo y un TSH como en 90. Es verdad, todos mis músculos me dolían y, además, no podía recordar casi nada, tuve como un problema mental.

Dra. Gabriela Brenta:

Lógicamente. Creo que vos estuviste con un cuadro de hipotiroidismo agudo y severo porque te sacaron tu tiroides. Ese tipo de hipotiroidismo, lógicamente, tiene [aún] más síntomas porque la persona no está acostumbrada. Yo he tenido pacientes con esos mismos niveles de TSH y no tenían ningún síntoma porque venían acostumbrados, a lo largo del tiempo, a estar hipotiroideos. Creo que esa es una de las causas por las cuales también, el hipotiroidismo puede [producir] más síntomas; si se escaló en forma más brusca, más abrupta.

Philip James, presentador:

Es algo que es muy serio para la calidad de vida, y no es muy agradable para aquellos que tienen hipotiroidismo. Por favor, si puede compartir más sobre los síntomas mentales del hipotiroidismo.

Dra. Gabriela Brenta:

Bueno. El cuadro que trae el hipotiroidismo es un cuadro de tipo neurocognitivo en donde lo que más se afecta es la memoria a corto plazo (en inglés es “working memory”) y los pacientes tienen pequeños problemas para recordar las cosas. A su vez, tienen afectación del ánimo, tienen algo parecido a lo que conocemos como depresión. Por eso es que también [se hacen] muchos diagnósticos diferenciales [a] pacientes verdaderamente deprimidos, o en esos pacientes deprimidos, [se aconseja] buscar el hipotiroidismo, porque puede ser una causa reversible con la medicación. así que (básicamente) entonces, están afectados la memoria, y también el ánimo; son las dos cosas fundamentales que tiene afectadas, a nivel cognitivo y emocional, el paciente con hipotiroidismo.

Philip James, presentador:

Usted estaba hablando de los pacientes que no sabe que tiene hipotiroidismo. Sobre este tema, ¿cuál es el examen que se realiza para saber, con certeza, si un paciente tiene hipotiroidismo?

Dra. Gabriela Brenta:

Hay que pedir un test de función tiroidea. Este incluye la determinación de la TSH (que es la hormona estimulante de la tiroides). Simplemente, esta sola determinación sirve (por lo menos) para empezar a hacer el diagnóstico.

Es muy común que se pida un valor de TSH en poblaciones de riesgo, que son todas aquellas poblaciones en donde, si hubiese un hipotiroidismo, valdría la pena tratarlo para revertir ciertos síntomas como por ejemplo: (1) ya le dije, el caso del paciente con afectación de tipo anímica, o de memoria (ese es un caso), en el que los neurólogos quieren pedir una el TSH; (2) en el área de los cardiólogos: pacientes que tienen algún factor de riesgo cardiovascular como hipertensión o hipercolesterolemia, o que tienen algún evento cardiovascular de tipo coronario, o insuficiencia cardíaca, todos deberían tener una evaluación de TSH para descartar hipotiroidismo; (3) en el área de la ginecología: todas la mujeres que estén en edad fértil y tengan alteraciones en el ciclo menstrual, por ejemplo que tengan menstruaciones muy abundantes y que haya un periodo muy irregular (sobretodo que tengan menstruaciones muy infrecuentes pero muy abundantes), sería, por ejemplo, también un motivo para descartar un hipotiroidismo; (4) lo mismo en la mujer que no consigue embarazarse,[es] otra posibilidad también.

Sobre todo también en pacientes que tienen antecedentes familiares de problemas tiroideos, tienen más posibilidad de haberlos heredado, y se debería también pensar en descartar este hipotiroidismo.

Y como estos, hay muchos ejemplos (…) en los que hay que pensar en hacer una identificación agresiva de estos casos. Por lo que digo, no está aconsejado hacer un “screening” a toda la población, pero sí, en determinados grupos de riesgo. Y otro grupo de riesgo importante son los adultos mayores, porque ahí también la patología tiroidea es mucho más frecuente

Philip James, presentador:

Y acerca del examen de TSH. ¿Cómo funciona este examen?

Dra. Gabriela Brenta:

Es un análisis bastante simple, de sangre, que se puede incluir en un análisis de rutina, y que, aunque sea una vez, tenerlo en estas poblaciones de riesgo para evaluar; si el análisis viene alterado, ya ahí podemos agregar el “dosaje” [dosis] de la otra hormona, que es la T4 en forma libre (un “dosaje” de T4 libre), y si queremos hacer el análisis, ya un poquito más completo, agregar también el anticuerpo antitiroideo ATPO, como para confirmar el diagnóstico de hipotiroidismo.

Entonces, un primer análisis de TSH nos permite saber dónde estamos parados, y cuando este análisis está alterado, a los dos o tres meses (dejando este intervalo a propósito para darle tiempo a la tiroides de que se acomode; si esto era algo transitorio, probablemente en el segundo análisis va a estar normal, y si es algo que realmente es permanente, vamos a tener un segundo análisis de TSH). Entonces, a los tres meses, junto con una T4 libre y un anticuerpo anti-tiroperoxidasa, y ahí, si estos [tests salen] alterados, tendremos el diagnóstico.

Philip James, presentador:

Y para las personas que tienen problemas mentales o molestias en los músculos, después de que van y se realizan el examen para saber si tienen hipotiroidismo, ¿realmente, la vida puede ser mucho mejor? ¿no?

Dra. Gabriela Brenta:

Totalmente. Hay pacientes que tienen un hipotiroidismo y han sido evaluados por psiquiatría, pero si no se descarta el hipotiroidismo, es una pena porque es algo reversible. Lo mismo el paciente que (como dice usted por ejemplo) está tomando estatinas, y sabemos que las estatinas dan dolores musculares, mialgias, y aumentan los niveles de CPK. Pero, uno de los casos en los que ocurre esto con las estatinas es cuando el paciente, además, tiene un hipotiroidismo, porque ahí se facilita mucho más este efecto adverso de las estatinas. Así que serían dos casos que hay que tratar de descartar.

Lógicamente, no vamos a pensar que todos los pacientes que tienen problemas mentales o tienen problemas musculares tienen un hipotiroidismo. Simplemente es que, hay que tener este diagnóstico diferencial en mente porque llegado el caso, si se confirma, el tratamiento cambia totalmente.

Philip James, presentador:

¿A veces ocurre que un paciente tiene hipotiroidismo, pero su médico le da un diagnóstico equivocado?

Dra. Gabriela Brenta:

Lo que vos estas diciendo es que al paciente que tenga hipotiroidismo y no se ha diagnosticado, sea tratado por otra cosa y realmente no lo curen. Sería esa la razón.

Philip James, presentador:

Si, y ¿cuál otro diagnóstico podría dar el médico?

Dra. Gabriela Brenta:

Bueno. En el caso que vos planteaste, si hay un paciente con trastorno de depresión o alteraciones psiquiátricas y que lo sigan medicando con antipsicóticos, por ejemplo, y el paciente, en realidad, tenga un hipotiroidismo. O estoy pensando en casos todavía peores, que el paciente tenga un problema coronario o una insuficiencia cardíaca y lo estén tratando con todos los fármacos que sabemos que tratan los cardiólogos, y que en realidad tenga un hipotiroidismo que no esté diagnosticado.

Yo recuerdo, por ejemplo, un paciente en el hospital, que estuvo internado como 5 días con un cuadro que se llama íleo paralítico, que es un abdomen agudo en donde hay dolor abdominal, y hay una (…) parálisis del tránsito intestinal. Es un cuadro que los cirujanos consideran quirúrgico; o por lo menos, estaban observando [al paciente] para ver si lo podían operar. No encontraban la causa y el paciente continuaba con esos síntomas. Y como al quinto día, alguien pensó si no podría tener un hipotiroidismo(?). Cuando volvió el análisis, y la TSH estaba alteradisima, las hormonas tiroideas muy bajas, se confirmó el diagnóstico. Osea que el paciente estuvo 5 días con diagnóstico de otras cosas, casi va a quirófano, y lo único que tenía era un hipotiroidismo con un íleo paralítico por el hipotiroidismo. Es un cuadro que se suele ver, ahí tienes el ejemplo perfecto de esto que me estás preguntando.

Philip James, presentador:

Y el tratamiento. Si un paciente tiene hipotiroidismo ¿cuál es el tratamiento?

Dra. Gabriela Brenta:

El tratamiento es de reemplazo. Es una hormona sintética, la Levotiroxina, que es igual a la T4 que libera la glándula. Y lo que hacemos es reemplazar la secreción diaria de hormona tiroidea con la pastilla que el paciente debe tomar a diario, en ayunas y que, dependiendo del peso corporal, del grado de hipotiroidismo que ese paciente tenga (no es lo mismo un hipotiroidismo severo que uno subclínico), se elige una dosis y se va titulando. Teniendo en cuenta que la vida media de la hormona tiroidea es bastante larga, entonces la repetición de los análisis tiene que ser con periodos extensos de más de un mes. Pero, finalmente, uno encuentra la dosis y el paciente puede estar con esa misma dosis durante varios meses hasta repetir un análisis periódicamente cada 6 meses (algunos proponen, una vez al año). Siempre y cuando no haya modificaciones en sus hábitos de vida u otras medicaciones del paciente, entonces uno lo puede ir monitoreando cada 6 meses.

Philip James, presentador:

¿Cuánto tiempo se necesita para sentirse mejor con esta pastilla?

Dra. Gabriela Brenta:

En realidad el tratamiento comienza a actuar, como le comenté, no inmediatamente. Porque la proteína de transporte que lleva a la T4 (a la Levotiroxina) en sangre tiene alta afinidad por la hormona. Entonces, primero se tiene que replecionar todo ese pool de proteínas y entrar en equilibrio con el pool que hay de T4 libre (que es la que realmente va a actuar), transformándose en T3 (que es la hormona activa) dentro de las células.

Todos esos cambios, cuando un paciente empieza a tomar la Levotiroxina, llevan uno o dos meses. Quizás el paciente empiece a sentirse mejor ya a los 10-15 días, pero los niveles estables se van a poder evaluar, recién, habiendo pasado, por lo menos, un mes de tratamiento.

Philip James, presentador:

Yo recuerdo cuando tuve mi nivel de TSH como en 90. La causa de esto fue un error con la pastilla. Pero, yo recuerdo que, para bajar desde 90 a un nivel menor de 5, tardé como 6 meses.

Dra. Gabriela Brenta:

Uff, demasiado! Ja ja.

Bueno, puede ser que (…) en el caso suyo, tal vez fueron demasiado lentamente porque habría algún inconveniente. Hay pacientes que, a pesar de que todavía no llegaron al nivel correcto, sienten palpitaciones. Eso es bastante común.

Recordemos que los receptores de hormonas tiroideas no son todos iguales, que hay tejidos que tienen receptores de un tipo y los otros tejidos del otro, no todos por igual se normalizan o se adaptan los niveles de hormonas tiroideas, y puede haber pacientes que a pesar de estar tiroideo tengan, por ejemplo, palpitaciones. Eso es muy molesto, y por eso es conveniente ir despacio para que el paciente no sienta esto como un inconveniente ni le tenga aversión al comprimido.

Philip James, presentador:

¿Hay algunos pacientes en los que el T4 no funciona?

Dra. Gabriela Brenta:

Si. Hay una proporción (muy baja) de alrededor de un 15 – 16 % de pacientes, que se dice tienen una alteración en la capacidad de convertir T4 a T3. Y sobretodo en pacientes que (como justamente usted) no tienen glándula, la posibilidad de obtener T3 proviene nada más que del pasaje de T4 a T3 ya que, normalmente, cuando esta la glándula In Situ (o sea en el cuello) hay un 20 % de la T3 que anda circulando, que viene de la glándula. Cuando la glándula no está, este 20 % está faltando.

Entonces, la gente que tiene dificultad para pasar de T4 a T3 está quizás con más síntomas, probablemente porque esos niveles de T3 que convierte no le alcanzan, [tal] como si tuviera la glándula intacta. Ese tipo de pacientes podrían beneficiarse de esa combinación de T4 + T3, que se ha planteado en algunas guías (como las guías europeas del hipotiroidismo).

Y está bastante en revisión este tema, pero la realidad es que, durante todos estos últimos años, los pacientes se han beneficiado del tratamiento de Levotiroxina (o sea de T4, únicamente), y que, en general, con este tratamiento no hay inconvenientes, los pacientes que son hipotiroideos se pueden manejar muy bien y dejan de tener todos los síntomas que tenían luego de tener niveles normales de T4 y TSH en sangre.

Philip James, presentador:

Yo lo sé, porque en mi caso, desde hace 4 años estaba con T4 solamente y no me estaba sintiendo muy bien. Pero ahora, con un poco de T3, me siento un poco mejor.

Una pregunta sobre los hombres y los niños. Porque la gente piensa que el hipotiroidismo es una enfermedad que afecta solo a mujeres pero, ¿hay también hombres y niños con esta enfermedad?

Dra. Gabriela Brenta:

Si, si si.

Digamos, la enfermedad, su causa principal es de origen autoinmune. La autoinmunidad es más frecuente en la mujer. ¿Por qué? Porque todas las alteraciones hormonales que tiene la mujer a lo largo de la vida favorecen, por un lado, la autoinmunidad; sobre todo el efecto de los estrógenos, la prolactina, la progesterona, modifica bastante la reacción inmune. Y en el caso de la mujer, sobretodo después de la menopausia, tiene una mayor prevalencia de autoinmunidad. Es por eso que, en realidad, el hipotiroidismo es mucho más frecuente en la mujer. Ahora, hay varones que también tienen, pero, en general, tienen el antecedente familiar muy claro de autoinmunidad en la familia. Y por otro lado, hay niños también (varones y niñas) que pueden tener el hipotiroidismo, pero en general, como le digo, tienen antecedentes familiares importantes y [lo] heredan, probablemente.

Si bien esta no es una enfermedad donde haya un gen responsable (monogénica) que se pueda heredar así en forma mendeliana, pero las enfermedades autoinmunes son poligénicas y debe haber muchos genes que están alterados, que están implicados, que hacen que ese varón herede la autoinmunidad y pueda manifestarse después con un hipotiroidismo. Igualmente en el caso suyo, por ejemplo, la causa no es una autoinmunidad sino que realmente hubo un tratamiento de otra enfermedad nodular y quedó con hipotiroidismo de origen posquirúrgico ¿No es cierto?

Philip James, presentador:

Y ¿cuántas personas tienen esta enfermedad?, ¿es muy común, o cómo es?

Dra. Gabriela Brenta:

Es muy común, casi igual que la diabetes. En el caso del hipotiroidismo…O sea, las enfermedades tiroideas son las más frecuentes de las enfermedades endocrinas, y el hipotiroidismo es más frecuente todavía. Porque niveles alterados de TSH solamente (de acuerdo a series como las de estudios Colorado, que es un estudio epidemiológico muy importante en Los Estados Unidos, o el estudio en NHANES III) están en alrededor de un 4,5 hasta un 10% de la población. Digamos que, entre esos valores, entre un 5% y un 10% de la población general de todas las edades, tienen TSH por encima del valor de referencia. A partir de ahí, discriminaremos quién tiene un hipotiroidismo leve o subclínico y quién lo tiene severo. Los pacientes con hipotiroidismo severo no son los más frecuentes; ahí, yo no voy a hablar de un 10 % sino, voy a estar hablando de menos de un 2 %. Pero [encontrar] pacientes con TSH alterada es muy común.

Philip James, presentador:

Si una persona tiene hipotiroidismo, los síntomas pueden ser muy graves, pero ¿hay esperanza para alguien que está sufriendo y para aquellos que están escuchando esta entrevista?

Dra. Gabriela Brenta:

Por supuesto. Imagínese que la misma causa autoinmune que produce hipotiroidismo es la misma causa autoinmune que origina una diabetes tipo 1. El mismo proceso autoinmune de destrucción celular pasa [tanto] en el páncreas como en la tiroides.

Ahora, en el páncreas, el diabético tipo 1 ¿qué tiene que utilizar? Insulina, ¿verdad? Y con la insulina, se tiene que inyectar, tiene que buscar el perfil de insulina que corresponde para su control metabólico. En tanto que, para la tiroides, con una pastilla en forma diaria, que incluso si algún día la persona se olvida de tomarla no pasa nada. Por lo que ya expliqué de que hay una proteína transportadora que acumula la T4 en sangre y que, si alguien se olvida de tomarla, permite que ese día haya, igualmente, liberación de T4 para hacer efectiva, la T4 libre.

Quiere decir con esto que, el hipotiroidismo tiene una gran posibilidad terapéutica, y bastante mejor que la que le comenté, que es la diabetes tipo 1, y simplemente hay que reemplazar la cantidad de hormona tiroidea que está faltando. No hay una cura, en cuanto a que no tenemos manera de revertir el proceso de destrucción fibrótico que ocurre en la glándula, una vez que el proceso autoinmune está iniciado. Por ahora, pero sí tenemos forma de reemplazar el producto, que es la Levotiroxina o la T4, incluso la T3 (como en su caso que, además está tomando la T4 junto con la T3).

Así que, realmente, la posibilidad es maravillosa. Sí hay que buscar al hipotiroidismo para encontrarlo, saber cuándo buscarlo para poder tratarlo a tiempo ¿no es cierto?

Philip James, presentador: T

odos en general quieren una calidad de vida mejor, y con el hipotiroidismo la calidad de vida es baja. Ok, si un paciente va al médico y ahora sabe que tiene hipotiroidismo y está tomando T4 ¿qué más puede hacer ese paciente (respecto a la dieta, etc.), para tener una calidad de vida mejor?

Dra. Gabriela Brenta:

Bueno. Primero, yo entiendo que haya pacientes que no se sientan bien a pesar de que están tomando la Levotiroxina, pero, habrá que ver cuál es el nivel de hormonas tiroideas que están tomando, si tienen un buen reemplazo. Pero, si nosotros llegamos a la conclusión de que está bien reemplazado y el paciente persiste con síntomas, también hay que pensar en otras cosas que le pueden estar pasando al paciente, que no necesariamente sean atribuibles al hipotiroidismo.

Nosotros sabemos que, por ejemplo, hay asociación entre enfermedades autoinmunes; o sea que, si un paciente que tiene una tiroiditis crónica autoinmune tiene síntomas muy importantes de otro tipo, hay que tratar de descartar otras enfermedades autoinmunes. Por decir, una artritis reumatoidea, por ejemplo, o un cuadro malabsortivo, una enfermedad celíaca. Estar atento a ese tipo de asociaciones y no caer en la banalidad de decir que el paciente está exagerando, o que simplemente se queja a pesar de que no pasa nada. Tener en cuenta (bueno, como le comenté) asociaciones con otras enfermedades.

Philip James, presentador:

Si una persona está escuchando esta entrevista y está pensando que es posible que él o ella tenga esta enfermedad, ¿cuál es el paso a seguir para buscar ayuda?

Dra. Gabriela Brenta:

En realidad, el hipotiroidismo es bastante fácil de tratar, no requiere de un especialista; puede seguirlo a lo largo del tiempo un buen [médico] clínico con idea [nociones básicas]. En caso de que no pudiera encontrarse ese tipo de médico de buena calidad, hay que recurrir a un especialista, que es el endocrinólogo. Por lo menos, como para terminar de hacer el diagnóstico, regular las dosis; pero, el seguimiento en sí, quizás lo puede hacer un clínico.

La realidad es que, el hipotiroidismo, una vez que el paciente comprendió que tiene que tomar el comprimido… y esto se logra con bastante frecuencia porque cuando los pacientes tienen buena aceptación por la hormona tiroidea. Yo he tenido muy pocos casos de pacientes que vienen al cabo de un año [y dicen:] “No, me olvide de tomar la pastilla, la verdad, no la compré más”, y vienen de nuevo con el hipotiroidismo como al principio, pero son contados con las manos [muy pocos] esos pacientes.

La mayoría, una vez que empiezan el tratamiento, les es muy fácil seguirlo, aceptan muy bien la toma diaria del comprimido, y no abandonan el tratamiento. Así que, la realidad es que un paciente, si está muy sintomático al inicio, pero después puede [encontrar] un médico que lo controle y continúa tomando bien la medicación, no va a dejar de usar ese comprimido nunca porque sabe que volvería a tener síntomas; va a estar muy bien con el tratamiento.

Philip James, presentador:

Y una pregunta muy común es: si un paciente está tomando la pastilla de T4 ¿a qué hora del día es el mejor momento para tomar la pastilla?

Dra. Gabriela Brenta:

En forma estandarizada, siempre se dijo que se tome en ayunas cuando se levanta, espere media hora o más para el desayuno, que no asocie ningún tipo de fibra ni otro fármaco por un lapso de 2 horas. ¿Para qué? Para absorber bien, en un medio ácido; en ese momento en que el estómago está vacío tiene un contenido de jugo gástrico importante que asegura la absorción del comprimido.

Cuando eso no puede suceder, porque al paciente le gusta despertarse y desayunar inmediatamente, hay que empezar a buscar alternativas. A la gente mayor, que suele levantarse en la madrugada a orinar, se les pide que tomen el comprimido en ese horario, bien aislado de otros fármacos. Y si no, también se puede tomar en la noche, dos horas después de cenar; que no es lo más común, pero hay casos así, que uno hace excepciones.

Philip James, presentador:

Y, Doctora Brenta. Para aquellos que están escuchando en esta entrevista ¿tiene algunas últimas palabras para ellos?

Dra. Gabriela Brenta:

Si. Que, siempre que puedan, pregunten acerca de la tiroides al médico que los está tratando, si vale la pena o no descartar algún problema tiroideo, para que el médico decida. También es importante hablar con los familiares, preguntarles si en algún momento tuvieron algún diagnóstico de problema tiroideo en su infancia, o a lo largo de su vida (sobre todo a sus padres). Y en el caso de los pacientes que ya están tomando la pastilla, asegurar que la estén tomando bien, que no hagan alteraciones como, por ejemplo, tomarla con otros fármacos, que es algo que se ve bastante a menudo. Que si van a hacer algún cambio de estilo de vida, o si van a hacer una dieta y van a bajar mucho de peso, le avisen al médico porque van a tener que modificar la dosis. Que estén atentos también a síntomas como las palpitaciones, que pueden (…) estar mostrando, de alguna manera, la sobredosificación.

Recordemos que la hormona tiroidea es una medicación de estrecho rango terapéutico. ¿Esto qué significa? Que si nosotros aumentamos o disminuimos la dosis, así sea en muy poca cantidad (de 25 microgramos, por ejemplo), ya pueden haber alteraciones muy significativas a nivel clínico. Básicamente, si nos sobredosificamos, podríamos tener algún aumento de la frecuencia cardíaca, y eso no debería ocurrir.

Así que, creo que cualquier paciente con hipotiroidismo puede ser muy bien tratado, una vez que sea diagnosticada la enfermedad. Que se queden muy, muy tranquilos.

Philip James, presentador:

Este es Philip James y este es el fin del show número 45. Gracias por estar acá hoy, gracias a la Doctora Brenta.

Puede encontrar una lista completa de entrevistas en nuestra página web www.doctiroides.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Última Actualización

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Add Your Heading Text Here

Add Your Heading Text Here