Doctor Tiroides con Philip James

¿Qué Hago si Tengo Cáncer de Tiroides?

Yodo radioactivo, cirugía, nódulos, ganglios, lesión del nervio laríngeo recurrente, tipos de cáncer de tiroides, encontrar un buen cirujano

Antes de comenzar, me gustaría dejar claro que el fin de esta entrevista es meramente informativo. Por esta razón, muy respetuosamente le solicitaría a todos los que se unan, no hacer preguntas sobre casos personales, o mencionar nombres de personas o médicos tratantes; el fin de estas y otras entrevistas que hago es solo informar.

Dr. Duque

Dr. Carlos Simón Duque Fisher

Médico de la Universidad Pontificia Bolivariana y Otorrinolaringólogo de la Universidad de Antioquia en Medellín, Colombia.
El Dr. Duque es Cirujano de Cabeza y Cuello, formado en la Universidad de Miami.
Actualmente trabaja en el Hospital Pablo Tobón Uribe de Medellín.
Al año, opera unos 220 pacientes con problemas de tiroides, la mayoría con cáncer de tiroides.

El Dr. Duque ha escrito un libro titulado: !Uuuyy. TENGO CÁNCER DE TIROIDES¡

Esta es una entrevista en vivo donde simultáneamente se responden preguntas de pacientes.

 

 Los temas de esta entrevista incluyen:

  • ¿Qué tan común es el cáncer de tiroides?
  • ¿En qué se diferencia el cáncer de tiroides del cáncer en otras partes del cuerpo?
  • De los tipos de cáncer de tiroides, ¿cuál es el más común?
  • Cáncer anaplásico, folicular, medular y papilar.
  • ¿Qué tan factible es que un paciente muera por cáncer de tiroides?
  • ¿Qué hacer si me descubren un nódulo en la tiroides?
  • ¿Algunos nódulos no requieren cirugía? ¿Por qué? ¿Cómo saberlo?
  • ¿El cáncer de tiroides es más común en hombres o en mujeres?
  • ¿A qué edad es más común el cáncer de tiroides?
  • ¿Qué cambios se experimentan después de la cirugía?
  • Principales complicaciones inherentes a la tiroidectomía.
  • ¿Tener ganglios tiroideos o neoplasia folicular implican cáncer?
  • Tiroiditis de Hashimoto
  • ¿Cuál es el tiempo de recuperación después de la cirugía de cáncer de tiroides?
  • ¿Qué es la recurrencia del cáncer papilar de tiroides?
  • ¿Cómo reconocer un buen cirujano?
  • ¿Se puede reparar el nervio laríngeo recurrente una vez cortado?
  • Tratamiento con Yodo radioactivo. ¿Cuándo es necesario? – Efectos secundarios
  • ¿Cómo y por qué decidió escribir un libro sobre cáncer de tiroides? ¿dónde se puede conseguir?

Información Adicional

Asociación Americana de Tiroides – en español
Doctor Tiroides – página web
Doctor Tiroides en Facebook
Doctor Tiroides – Grupo de apoyo
Libro ¡Uuuyyy, TENGO CÁNCER DE TIROIDES!
Dr. Carlos Duque

Transcripción

Philip James, presentador: Hola, bienvenidos todos. Soy Philip James y estoy acá con el Doctor Duque. Bienvenido, Doctor Duque.

Dr. Carlos Duque: Estoy muy honrado de estar en tu sitio [web] y en tu Podcast, y de poder interactuar con todos tus oyentes y quienes te siguen, Philip, es un honor.

Philip James, presentador: Gracias Doctor. Ok, ¿cómo va todo en Medellín hoy?

Dr. Carlos Duque: Bien, hoy día lluvioso pero tranquilo afortunadamente, está todo bien, afortunadamente.

Philip James, presentador: Y, en estos últimos días estuvo en Cartagena, ¿no?

Dr. Carlos Duque: Estaba en un congreso de endocrinología ilustrandome un poquitico más sobre cosas [relacionadas con] tiroides, discutiendo con colegas todo lo demás y lo referente a tiroides, y saludando a los amigos con los cuales interactúo a lo largo del año en relación con las enfermedades de tiroides.

Philip James, presentador: Y hace como una semana estuvo en Washington, Estados Unidos, no?

Dr. Carlos Duque: Si, [en realidad] he tenido una agenda un poquitico apretada porque hacía rato que no iba a una reunión de esa magnitud, de la Asociación Americana de Cabeza y Cuello y [fuí] para empaparme de cosas nuevas. Aunque hoy la tecnología se lo permite hacer a uno, sí es bueno hablar [personalmente] con los profesores y gente que tiene más posibilidades de investigar que uno, (entonces) comparar como lo está haciendo uno respecto a ellos y ver cuáles son los resultados de sus cirugías, cómo van las tasas de sobrevida, ver qué nuevas opciones de tratamiento hay para mis pacientes. [Esa] es básicamente la idea por la cual viajo y me actualizo todo el tiempo.

Philip James, presentador: Y en el tema de hoy tendremos algo un poco diferente porque Doctor Tiroides siempre ha sido un blog o un podcast, pero hoy vamos a empezar con algo nuevo. Se trata de nuestra primera entrevista en vivo. Por eso, Doctor Duque, gracias por estar aquí hoy.

Dr. Carlos Duque: No. Esto es un reto, de verdad. Yo tampoco lo hago; es decir, no lo he hecho, la verdad, soy honesto. Me parece muy importante, para mi es novedoso, y seguramente aprenderé mucho de todo lo que me enseñes con esta tecnología nueva a la cual creo que debo, sí, adherirme.

Philip James, presentador: Y para aquellos que están acá hoy, ellos pueden hacer una pregunta en vivo. Por ejemplo: Si usted está escuchando, sólo ponga su pregunta en los comentarios y el Dr. Duque le puede responder, ¿no?

Dr. Carlos Duque: Si, claro. Por favor, me gustaría recibir las preguntas. En cuanto pueda responder, lo haré. Procuraría pedirles el favor a todos de [en lo posible] no hacer comentarios o preguntas referentes a un tratamiento en particular o una situación particular con algún médico, ni mencionar el nombre de esa persona que la intervino o lo que sea, porque no creo que el fin sea juzgar o decir qué está bien o mal, simplemente es ilustrar a todos referente a los problemas que los pacientes con cáncer de tiroides tienen. Esa es básicamente la idea que, considero, se debe llevar a cabo.

Philip James, presentador: Ok, muy bien, entonces vamos a empezar. Pero antes de empezar, usted no solo es médico, también es autor de un libro. Por favor, comparta un poco sobre su libro y vamos a hablar más de su libro en un rato, pero por favor…

Dr. Carlos Duque: El libro empezó… Yo soy cirujano de cabeza y cuello. El cirujano de cabeza y cuello se dedica, básicamente, a tratar enfermedades malignas y benignas (pero más malignas, diría yo) que están relacionadas con la enfermedad de cabeza y cuello. Pero con el paso del tiempo me he ido dedicando un poco más a la parte de tiroides y, finalmente, decidí recoger toda esa información que tenía, y escribir un libro para pacientes, en términos de pacientes. No tiene nada para colegas médicos (aunque [también] lo pueden leer, por supuesto), pero [lo escribí] en términos y en un vocabulario lo más sencillo que pude para poder que los pacientes entendieran su problemática, como es el diagnóstico, qué se hace, cómo se opera, a quién se le da yodo o no, cirugía, en fin; una serie de cosas que a veces los pacientes no entienden y no tienen tiempo de discutir con su médico, o los médicos a veces no tienen tiempo para discutirlo con ellos, entonces creo que el fin era crear una fuente de información para ellos.

Philip James, presentador: Ok, otra vez, soy Philip James y estamos acá con Carlos Duque de Medellín – Colombia, y el tema de hoy es: cáncer de tiroides. Si tiene una pregunta, póngala en los comentarios y el Dr. Duque tendrá una respuesta, ¿no?

Dr. Carlos Duque: Si, claro.

Philip James, presentador: Antes de empezar, hay algunas palabras importantes. Por favor, si puede explicar un poco acerca de esta entrevista, que no podemos hacer comentarios sobre ningún cirujano [en específico], Más detalles sobre eso, Dr. Duque.

[Nota: este tema ya fue aclarado anteriormente por el Dr. Duque]

Dr. Carlos Duque: No. El cáncer de tiroides es una enfermedad que uno creería que es común pero no lo es, la verdad. Es de las formas de cáncer más raras del cuerpo humano, pero como hoy en día se le ha dado tanta publicidad o tanto [auge] en los medios de comunicación, y hay un incremento de este por diferentes circunstancias: La ecografía es más fácil de hacer, más barata, a todos los pacientes que llegan a un consultorio médico (o a muchos) les piden una ecografía y esta, (eventualmente) encuentra un nódulo tiroideo que pudiera [convertirse], eventualmente, en cáncer. Entonces, eso hace que los médicos pidamos más exámenes, biopsias, que diagnostiquemos lesiones que a veces, siendo malignas, no se van a manifestar por mucho tiempo en el paciente, entonces, eso es.

Simplemente la enfermedad cáncer de tiroides, sin ser común, lo es hoy en día dadas estas circunstancias que explico. Pero, la verdad, no es de los tumores malignos más comunes que afectan al cuerpo humano como tal.

Philip James, presentador: Empezamos con el tema de la palabra: «cáncer.» Y la palabra «cáncer de tiroides» es diferente que «cáncer» de otras partes del cuerpo. Y es importante para la gente que está acá hoy, entender las características del cáncer papilar. Por favor, explique más sobre ese tema.

Dr. Carlos Duque: [A] Muchas personas que han ido a su médico y les han diagnosticado cáncer de tiroides, los amigos (o el mismo médico, inclusive) les han dicho: «No se preocupe, el cáncer de tiroides es una entidad benigna.»

La verdad, cáncer bueno no hay. Tiene la fortuna o la diferencia, el cáncer de tiroides (y sobre todo una de sus formas más comunes, como lo mencionaba Philip, el cáncer papilar) que tiene un pronóstico muy bueno. Muy poca gente (aunque ocurre) muere finalmente de cáncer de tiroides. Repito, que eventualmente se da, dependiendo del estado en el cual se encuentre el paciente cuando se trata, en fin. Pero es una enfermedad de tratamiento (hoy día) adecuado, con cirugía, que tiene muy buen pronóstico.

“Cáncer” es una palabra que, en realidad, asusta. Todos tenemos el temor a que nos diagnostiquen o nos diga el médico que nos trata: «Tienes cáncer». Pero a diferencia del cáncer de otras partes del cuerpo, [Por ejemplo:] de Pulmón, de Mama (en las mujeres, aunque éste también se presenta en los hombres), gástrico y de próstata, el cáncer de tiroides tiene un pronóstico mucho mejor que el de estas [otras] entidades que he mencionado, y afortunadamente, el tratamiento en manos adecuadas, con cirujanos, endocrinos y grupos médicos adecuados, es de muy buena evolución y supervivencia.

Philip James, presentador: Pongamos un ejemplo. Usted ha estado practicando cirugías de tiroides por muchos años. Durante estos años, ¿cuántos pacientes tiene [ha tenido] con cáncer papilar de tiroides?

Dr. Carlos Duque: Yo llevo mucho tiempo trabajando, alrededor de 20 años desde que terminé mi entrenamiento de cabeza y cuello en Miami, y con el tiempo, como digo, me he ido inclinando más hacia [el tema] de tiroides. Hoy en día tengo la fortuna de que los pacientes me buscan y los colegas me honran con su confianza. Atiendo alrededor de 200 – 220 pacientes al año, con problemas de tiroides, de los cuales la mayoría (diría que un 70% de ellos) se refieren a cáncer de tiroides. Y tengo la fortuna de ver hacia atrás, los resultados de los pacientes que tengo y que sigo viendo, que he operado en este lapso de estos 10 – 20 años, y diría que, de ellos, solamente uno o dos (con lesiones muy graves de tiroides, con formas muy raras de enfermedades tumorales de tiroides, que son relativamente raras, afortunadamente) han fallecido. De resto, los demás, todos están vivos y los veo en la ciudad, o de vez en cuando los veo en consulta y me escriben que están muy bien, afortunadamente. Esa es la ventaja o la dicha de tratar esta enfermedad, si se pudiera decir así, me disculpan la expresión.

Philip James, presentador: Es importante, ¿no? Que no vas a morir de cáncer de tiroides, no es muy común.

Dr. Carlos Duque: No, no es común y generalmente con un cuidado adecuado, tratamiento oportuno, llevando los controles que se deben tener en cuenta, con la rutina (o la necesidad) que el médico se lo indique, el paciente, generalmente (afortunadamente) no fallecerá de esta enfermedad. Hay [ocasiones] en las cuales se puede diagnosticar una recurrencia; es decir, que el tumor vuelva, recurra en un sitio: el cuello, la parte donde anteriormente estaba el tumor tiroideo. Pero por lo general a los pacientes se les hace nuevamente una intervención quirúrgica (si es del caso) y se considera en un grupo multidisciplinario (endocrino, médico nuclear, etc.) y se administra, o no, nuevamente yodo. Pero, por lo general (repito y perdón la redundancia) el pronóstico es muy bueno para la mayoría de las formas de tumores de tiroides, en especial para el cáncer papilar y el folicular.

Philip James, presentador: Pero es muy difícil para un paciente, para una persona, escuchar la palabra “cáncer” y muchas veces al escuchar “cáncer” pensamos que vamos a morir. Pero de cáncer de tiroides no vamos a morir, ¿no?

Dr. Carlos Duque: No. Es que, de verdad, la palabra “cáncer” trae de por sí ligado como sinónimo (sin serlo) la palabra muerte. El cáncer, hoy en día, afortunadamente…

El tratamiento de las diferentes formas de cáncer en el mundo ha mejorado mucho; es decir, no quiero entrar en eso porque no manejo otras formas de cáncer, pero para cáncer de tiroides, sin lugar a dudas, la mejoría y los adelantos son muchos. Desde el punto de vista quirúrgico, tratamientos, cómo se hace, medicamentos. [Para] pacientes a los cuales, [en determinado] momento el yodo no les servía, ya hoy hay algunos medicamentos que permiten que estos pacientes (desde el punto de vista de quimioterapia) se puedan tratar. Entonces, la verdad hay muchas alternativas de tratamiento para pacientes hoy día, a diferencia de lo que era antes.

Philip James, presentador: Muy bien, para aquellos que están escuchando en Facebook Live, si tienen alguna pregunta por favor póngala en los comentarios y el doctor Duque la puede responder. Pero en este punto no hay ninguna pregunta. Seguimos con otros temas sobre el cáncer de tiroides.

Doctor Duque, entonces, si tengo un nódulo en mi tiroides ¿qué hago?

Dr. Carlos Duque: Yo creo que, primero que todo, no se debe entrar en pánico. El tener un nódulo tiroideo no indica que tengo cáncer, hay que tener eso muy claro. El que hoy te diagnostiquen, sea por ecografía…Porque se diagnostica hoy más por ecografía: el paciente va donde el médico por un dolor de garganta, o un golpe, o le piden un examen de radiología y se encuentra un nódulo tiroideo de una forma incidental. Sea cual fuere el motivo (si lo palparon, lo vieron o lo encontraron), dependiendo del tamaño del nódulo, sería o no necesario tomar una biopsia. Pero, nuevamente, no más del 5% de todos esos nódulos que vemos los médicos cirujanos o los endocrinos en la población general serán cáncer; es decir que, más del 95% de ellos serán lesiones benignas.

Entonces, primero que todo, el llamado es no entrar en pánico cuando me diagnostiquen un nódulo tiroideo porque no es cáncer, de entrada. Y ya, dependiendo de las características (como dije hace un momento) del nódulo: lo que se vea en la palpación, si se puede palpar. Porque repito, si es de menos de 1 centímetro, seguramente, y dependiendo de la localización y del tamaño del cuello del paciente, no se podrá palpar o sí, dependiendo de si es muy delgado. Pero si es un nódulo diagnosticado en ecografía quizá no se pueda palpar, y dependiendo (repito) de las características del nódulo en la ecografía, y otras circunstancias que uno tiene que tener en cuenta, se justificará o no tomar una biopsia, la que, seguramente, va tendiente a decirle [al paciente] si tiene o no tiene una lesión maligna. Como le digo, el 5% finalmente serán cáncer, el resto serán benignos, afortunadamente.

Philip James, presentador: Doctor Duque, vamos a hacer una pausa antes de responder algunas preguntas que vienen. Sobre el tema de los nódulos y el cáncer. Algunas veces, un nódulo puede tener cáncer pero no requiere cirugía. Por favor, ¿puede explicar un poco más sobre este tema?

Dr. Carlos Duque: Esta tendencia del manejo de los nódulos tiroideos ha empezado más o menos en Oriente, particularmente en Japón. Está el doctor Hito, el doctor Miyauchi (Akira Miyauchi) que trabaja en el hospital Kobe. “Ellos” tienen una serie de estudios que [los] han [respaldado] (para “ellos”, porque la cultura oriental es muy diferente a la occidental y el trabajo que publicaron también tiene ciertas falencias, si se pudiera decir).

Pero en pacientes con nódulos pequeños (de menos de 5 mm u 8 mm) y dependiendo de la localización de ese nódulo tiroideo en la ecografía y de otras circunstancias… Si, por ejemplo, el nódulo [muestra] en la ecografía hecha por un buen radiólogo, o el cirujano que la haga observa que ese nódulo está en la parte posterior de la tráquea o muy cercano a la tráquea, y ese nódulo pudiera, eventualmente, infiltrar la tráquea, ese paciente no sería ideal para ser observado. Sin embargo, si es un nódulo anterior, pequeño, que no tiene las características y la biopsia mostró que era un carcinoma papilar clásico, en algunos casos (en Japón, por ejemplo) se ha venido permitiendo que estos pacientes se observen con el seguimiento adecuado.

Esto tendría unas alternativas o no: quizás te salvas de la cirugía. Totalmente de acuerdo, pero no estoy tan seguro, y yo creo que comparto la opinión y la preocupación de muchas personas que trabajamos con cáncer de tiroides, y es que: a veces, el paciente quizás no entenderá bien el concepto de esto, puede tomarlo muy a la ligera y, de pronto, no está muy seguro de seguir esta ruta.

Algunos médicos, inclusive de Los Estados Unidos y de Europa, lo están haciendo, pero no es un consenso todavía. Tendría que discutirlo usted con su médico personal referente a si lo hace o no. Depende, finalmente, de la relación médico-paciente y lo que el paciente considere que debe hacer.

En mi caso en particular, creo que los pacientes, hasta el momento (aunque ocasionalmente lo menciono) no desean tomar esta ruta. [Para] todo el mundo, volviendo a las preguntas previas que hemos tenido, la palabra “cáncer” indica un temor grande, entonces la gente no quiere estar con ese problema y prefiere, más bien, resolverlo de una vez del modo en que se debe hacer.

Philip James, presentador: Hay más información sobre este tema en la página web de Doctor Tiroides. Voy a poner la dirección de la página en los comentarios.

Vamos a seguir adelante. Si puede responder algunas de estas preguntas, ¿puede comenzar con la pregunta de Sofía Restrepo? Puede ver las preguntas, ¿no?

Dr. Carlos Duque: Por favor, si. Voy a revisar si las puedo ver.

Philip James, presentador: La pregunta es: “¿cuándo saber si se debe operar a la persona?”

Dr. Carlos Duque: Lo primero, hay que basarse en los antecedentes de la persona: si el paciente tiene un antecedente familiar de cáncer de tiroides. Es una cosa importante, no es usual, pero si mi mamá tuvo cáncer (que de hecho, mi mamá tuvo cáncer de tiroides, diciéndolo en modo coloquial), o si mi hermano tuvo cáncer de tiroides, eso me sube un poquitico el riesgo a mí, pero si fue una tía lejana, quizás no tenga mucha importancia; si yo fui o no un paciente irradiado(ya sea de mama o de cuello, o hace 10 o 12 años) sube un poquitico el riesgo; si tengo unas características a la palpación que indican que la masa está fija (o alguna cosa similar), o si la voz me cambió (y no hablo de la voz que nos cambia a todos de vez en cuando cuando madrugamos [por ejemplo] sino de que tengo un cambio sustantivo, fácil de ver, en la voz); o si la ecografía demuestra que tiene un nódulo muy irregular que infiltra (o tiene unas indentaciones) o el radiólogo lo refiere como sospechoso, sería ideal, a ese paciente hacerle una biopsia para confirmar lesión maligna o descartarla, y posteriormente intervenirla, si es el caso. Esa sería mi opinión para Sofía.

Philip James, presentador: Hay otra pregunta de Grace Alicia. Pero, antes de esta pregunta, vamos con la pregunta de María José. La pregunta es: “¿Es más común en mujeres o en hombres, el cáncer de tiroides?”

Dr. Carlos Duque: Esta es una enfermedad de mujeres. Si me preguntan “¿por qué?”, se han estudiado cientos de teorías. La única [causa diferente] que tiene relación, finalmente, es la radiación. Por ejemplo, el cáncer de tiroides es mucho más común en los pobres habitantes de Chernobyl y Fukushima, y es mucho más común en esos niños que estuvieron en esos accidentes y que posteriormente crecieron.

Pero aparte de todos esos pacientes que tuvieron [relación con estos hechos] (afortunadamente no todos estamos en frente de un accidente nuclear como los que vivieron estas regiones del mundo), esta es una enfermedad de mujeres entre la edad fértil, 18-20 años a 55 años, más o menos.

¿Se presenta en niños? Se presenta en niños, ¿se presenta en pacientes mayores de 55-60 años? Por supuesto, se presenta. Pero el rango principal de la edad en la cual se presenta es el lapso entre 20 a 55 años. Si esa es la pregunta de Alicia, más o menos esa es la respuesta. No sé si ella se quedaría tranquila con esa respuesta o [si no] la ampliaría.

Philip James, presentador: Y esta fue parte de la pregunta de Laura Echeverry que es “¿En qué edad es más común?”, ¿es hasta los 50 o cuándo?

Dr. Carlos Duque: Sí, más o menos en edad fértil, de los 20 a 45-50 años y hay un pico final en la parte de los 55 años. Por esto dicen que en las mujeres tiene que ver (sería una causal) las hormonas femeninas, estrógenos particularmente, pero no se ha podido probar que esto es así. Mucho se ha investigado; uno revisa los artículos y le pregunta a la gente que tiene que ver más y [tiene] más oportunidad de investigar, y aunque es una hipótesis y todo el mundo creería que, si son mujeres, tiene que ver con la parte femenina hormonal, no está probado como tal. Permanece aún como en el rango de una hipótesis, que eventualmente se probará o descartará.

Philip James, presentador: Grace Alicia tiene una pregunta sobre el tratamiento, pero antes de esta pregunta seguimos con la pregunta de Silvia Cecilia Ruiz. La pregunta es sobre la calidad de vida. Ella está explicando que “si no tienes tiroides, tu vida no es la misma, no vas a morir pero nunca vas a ser la misma”.

Y antes de responder, doctor Duque, yo estoy de acuerdo con Silvia porque yo también tuve esta cirugía y mi vida no es la misma, mi calidad de vida es peor. Esto no es con el fin de asustar a los pacientes antes de ir a la cirugía, pero hablemos sobre el tema de la calidad de vida sin tiroides.

Dr. Carlos Duque: Yo creo que es ese es un tema totalmente controversial, la verdad. La calidad de vida, sin lugar a dudas, para todas las formas de cáncer y enfermedades del cuerpo humano (no tienen que ser malignas como tal). Todo el mundo está pensando hoy más en el tratamiento con intención curativa, pero también, el fin del tratamiento no es afectar al paciente, y la agresividad del tratamiento no es contra el paciente sino contra el cáncer ¿de acuerdo? Eso es lo que yo quiero dejar claro. Sé que muchos pacientes lo manifiestan (y así es), que después de la cirugía su calidad de vida se ha reducido, la energía que tenían antes no la tienen hoy, así estén tomando la medicación que se debe [para] reemplazar.

Yo creo (y esta es mi opinión personal) que nos falta aún un poco averiguar qué otras circunstancias, o qué otros elementos en la tiroides, tienen que ver con tantas cosas en el cuerpo humano. Sí, sé que tiene que ver con el metabolismo, y que reemplazando hoy la tiroidectomía total con la hormona se van a suplir las necesidades básicas. Pero, yo a veces pienso que debería haber algo más que hace que los pacientes le digan a uno que: “pese a tener las mismas características de mi vida: sigo comiendo igual y me ejercito, estoy ganando peso…” (por ejemplo, en el caso de las mujeres), o cosas así, “…y la actividad mía [mi desempeño] no es como era antes de que me operaran”. Entonces no sé, de pronto habrá alguna cosa más externa referente a la tiroides o inherente a la misma que, eventualmente, se descubrirá. No sé, la verdad, no tengo forma de probarlo, pero es una posibilidad también; pero, si creo que la calidad de vida cambia un poco dependiendo de cada paciente y su actividad como tal.

Philip James, presentador: En este tema, como usted sabe doctor Duque, nosotros hemos estado hablando mucho de mi experiencia y de la experiencia de otros pacientes.

Pero yo sé, por ejemplo, acerca de mi calidad de vida, que antes era muy buena porque yo practicaba deportes, por mi trabajo tenía que estar hablando mucho, pero después de mi cirugía yo perdí mi voz. La cirugía no fue buena. ¿Puede hablar un poco sobre el tema de “qué puede ocurrir durante la cirugía que puede cambiar su vida, las complicaciones?

Dr. Carlos Duque: Philip, y para todos los que me están escuchando, en cualquier actividad del hombre, la que sea, hay un riesgo. La verdad es imposible que yo diga [asegurar] que saco mi carro ahora, voy a salir a la calle, a ir a ver una película, al cine o a comer algo y que no me pase nada. Es imposible decir que uno no tendrá riesgo.

Es Inherente al acto quirúrgico. Yo creo que es imposible decirle que en las mejores manos del mejor cirujano de tiroides del mundo o del que practique más, en su vida [nunca] ha tenido un problema; no creo que [exista] un caso así. Y es imposible decirle a una paciente (hombre o mujer) que voy a operarla con la mejor tecnología y que, eventualmente, su voz o su problema de calcio no se vaya a afectar.

Hagamos aquí un paréntesis, dos complicaciones serias, diferentes a las usuales (alergias, sangrado, que también es grave; si tengo un sangrado post-tiroidectomía y no se trata inmediatamente, es una cosa seria, puede afectar su vida porque se obstruye: no puede respirar). Pero, las complicaciones más graves, inherentes a la cirugía, son que el cirujano lesione un nervio de la voz que se llama nervio recurrente laríngeo, que es el más inferior. Hay un nervio más superior que se llama laríngeo superior, que tiene que ver con la voz pero no tanto con la potencia como tal.

Dejemos aparte ese y hablemos únicamente del recurrente laríngeo. No hay imagen en el mundo que permita decirle: “Este nervio va por acá, tiene tantas circunstancias, mide tanto”. El cirujano que lo opera (opera pacientes con tiroides) más o menos se va acostumbrando a buscarlo y a tener una forma y seguirlo. Y el “gold standard” o regla de oro es encontrarlo y seguirlo. Pero por sutil que sea uno, a veces con el mero hecho de procurar no afectarlo… (está pegado al tiroides, adherido, o muy difícil de disecar, o muy pequeño. He tenido nervios que son del tamaño, créame Philip, del tamaño de un cabello [humano], entonces a veces se hace muy difícil, por [más] tecnología que tenga uno (así uno opere con magnificación, lupas), [no llegar] a afectarlo.

Generalmente los pacientes en los cuales… Una cosa es que el nervio se seccionó, se cortó accidentalmente, y otra es que simplemente se traumatizó en cirugía tratando de liberarlo, como tal, de la tiroides, y eso hace que, eventualmente, la voz cambie (lo cual es temporal). Más del 90% de los pacientes en los cuales el nervio se afectó (porque el cirujano lo traumatizó un poquitico liberándolo, o ligando un vaso, lo traicionó), ese nervio se recuperará (más o menos) en un lapso de tres meses. En el paciente que le afectan la voz, que le seccionan el nervio, sí es un problema grave.

Pero, afortunadamente, hoy con la tecnología que hay se pueden hacer implantes en el cartílago tiroides, o [hacer] terapia de voz para mejorar eso. Lo que sí es más serio es la parte… Y eso si puede afectar más la voz en muchas personas, definitivamente, porque (…) sería un problema porque sí baja la calidad y el tono. Pero [lo que] sí es más serio todavía…[interrupción]

Philip James, presentador: Doctor Duque, yo me identifico mucho con este tema porque yo soy, muchas veces, la voz de los pacientes porque tengo mi propia experiencia personal. Por ejemplo, cuando los pacientes hablan de que tienen cambios, yo también he sentido muchos cambios como dolor en los huesos y músculos, que antes no estaban ahí. Pero, por el tema del tiempo, sigamos adelante con otras preguntas.

Yo voy a compartir el link de iTunes y allí ellos van a tener todas las entrevistas de Doctor Tiroides, muchas de ellas en español, con muchos otros médicos. En iTunes, para todos los que están escuchando, pueden escuchar todas las entrevistas gratis. Estos médicos explican muchas más cosas sobre el tema de la calidad de vida y demás.

Pero, en este punto, seguimos adelante con Grace Alicia. La pregunta es, “tengo mucho miedo, estoy con una neoplasia en el lecho tiroideo de 10 mm…”

Dr. Carlos Duque: Sí, es un tumor pequeño.

Philip James, presentador: Yo pienso que es grande, pero, “…10mm, y me van a operar y a sacar los ganglios, ¿por qué se sacan los ganglios?

Dr. Carlos Duque: Bueno, hago aquí una diferencia para Alicia. Neoplasia no es cáncer, neoplasia es tumor: sea bueno o malo, benigno. Y debe ser, por lo que me dice, una cosa que se llama neoplasia folicular, que aún así, no es cáncer. No lo es. Entonces hay que tener en cuenta eso y hacer la diferencia.

Los ganglios se sacan en pacientes cuando el médico o el cirujano sospecha que si tienen una enfermedad maligna, esa enfermedad maligna se ha salido de la tiroides y se ha ido a los ganglios, que están en la parte inferior de la tiroides, o al cuello, eventualmente, y pueden estar comprometidos por tumor. Pero no todo paciente (y aquí hago la salvedad) que tenga ganglios en la parte de la tiroides necesariamente tiene cáncer. Solamente (y perdón la redundancia) si hay cáncer y se observan, algunos pueden tener enfermedad tumoral (porque se ha diseminado eso). Pero hay también una enfermedad que se llama Tiroiditis de Hashimoto, que cursa con múltiples ganglios en la periferia de la tiroides sin que estos sean enfermedad maligna. Es una enfermedad benigna que cursa finalmente con una tiroides gruesa, que a veces, hace que el paciente tenga falta de hormona tiroidea, tenga que tomar hormona, pero no es cáncer. Es simplemente que, como es tan inflamatoria, se acompaña de muchos ganglios y puede hacer pensar al radiólogo o al cirujano, al momento del acto quirúrgico, que esos ganglios están comprometidos por tumor, pero no es así. La verdad es que, generalmente, no están comprometidos por tumor, y eso lo dirá, finalmente, el patólogo como tal.

Philip James, presentador: Hay otra pregunta de Damaris Fernandez. Si un paciente tiene dos ganglios positivos y…No se si puede ver esta pregunta, Doctor Duque?

Dr. Carlos Duque: No, no me están entrando las preguntas, no las veo, Philip.

Philip James, presentador: La pregunta es ¿cuántos ganglios necesitan retirarse, si hay dos positivos?

Dr. Carlos Duque: Lo primero, es ver dónde están los ganglios. Una cosa es la parte del mediastino que es la parte inferior a la tiroides. La tiroides se localiza en la parte más inferior del cuello y este punto se llama el mediastino, que es donde… La tiroides es como un corbatín, supongamos, o un ala de una mariposa. Si esa ala de mariposa tiene en el lado derecho (por decir) un nódulo tiroideo cuyo reporte fue cáncer, el paciente se lleva a cirugía y se encuentra que tiene un ganglio o dos positivos, no hay número mínimo o máximo que haya que sacar; se sacan (o se retiran, para decirlo de una forma más elegante) todos los ganglios porque uno no quiere, como cirujano, dejarle enfermedad a la paciente ni tener que volver eventualmente allá. A veces puede ocurrir, si quedan enfermedades microscópicas, pero el fin es sacar todos los ganglios que estén sospechosos como tal.

Philip James, presentador: Yo pienso que hay más detalles sobre esta pregunta, doctor Duque. Yo creo que ella está diciendo que la tiroglobulina le salió indetectable, con valor cero, pero hay un ganglio positivo…

Dr. Carlos Duque: Eso… Aquí viene una pregunta y…

Philip James, presentador: …Yo pienso que [es mejor que no] le hagan cirugía, que no le saquen la tiroides, ya [que solo] es un ganglio…

Dr. Carlos Duque: Esta es una pregunta que Damaris tiene que contestar con su médico tratante. Pero tengo pacientes como ella, y lo discutí esta semana con una de ellas. La operé hace dos años y ahora tiene (como seguramente tiene Damaris, por lo que puedo entender de la pregunta) en el lecho tiroideo derecho una lesión de 8 mm, cuyo aspirado biopsia… (y le mandé el aspirado biopsia, valga la redundancia, porque recordaba que ella tuvo muchas enfermedades) el aspirado biopsia le dio positivo para tener esta enfermedad. Y este es el mismo caso que tiene Damaris, más o menos.

Entonces, primero, ¿hay urgencia de operarla? La verdad que no hay urgencia de operarla. Esta paciente, suponiendo que estuviera en embarazo, se operaría una vez tuviera su bebé, o si se que ella, por ejemplo, tiene un viaje que había planeado con su familia todo el tiempo, era en julio y…No, se puede viajar, no hay problema, no le va a pasar [nada]. A mi modo de ver, con ese paciente con una tiroglobulina indetectable y con un nódulo de 8 mm, generalmente, si es un cáncer papilar (y hago la salvedad), si es es un cáncer papilar, no va a tener mucho problema.

Repito que esto no es dogma ni es ciento por ciento, porque preferiría no hablar de eso. Pero, es básicamente la conducta [que yo llevaría] con esta paciente, si tuviera este problema: seguirla y, eventualmente, sí le diría “operarse”, si lo considera. Pero si es… Depronto si requeriría operarse pero sin afán, no tiene que hacerlo “mañana” porque, de hecho, la tiroglobulina está indetectable entonces de pronto le permitiría tener cierto rango para poder funcionar en cuanto a eso y, posteriormente, operarse en el momento que lo considere adecuado.

Philip James, presentador: Y respecto a este tema, a mi me pasó igual. Antes yo, (usted no fue mi médico ni mi cirujano, pero…) en mi cirugía me sacaron la tiroides y entonces ellos vieron un ganglio, pero yo no quería otra cirugía. Por eso en este tiempo estamos haciendo un “active surveillance” (vigilancia activa), no estamos haciendo otra cirugía.

Pero seguimos adelante con otra pregunta.

Dr. Carlos Duque: Yo hago un paréntesis aquí con la observación. No estoy muy de acuerdo con lo que hablé ahorita de la parte de los japoneses sobre observar pacientes con nódulos de 5 a 8 milímetros, pero con un paciente que tiene un ganglio en el cuello o en el lecho tiroideo no está la urgencia, y se puede hacer (y en ese paciente lo hago) es observar, vigilar siempre y cuando el paciente tenga la posibilidad de ir al médico, tomarse la ecografía y seguir los exámenes. Si en el caso de Damaris, el nódulo que tiene aumenta de 10 mm a 15 mm o hasta 20 mm en un año, sí creo que sería más considerable, eventualmente, operarla como tal.

Philip James, presentador: Y otro punto antes de la pregunta de Santiago Hernández. No vamos a morir de cáncer papilar de tiroides, ¿no? No es muy común. Es que yo sé que en muchos pacientes genera mucha ansiedad, la palabra “cáncer”, pero con el cáncer de tiroides es muy diferente, no vas a morir, no es muy común.

¿Cuál es el tiempo de recuperación después de la cirugía de cáncer de tiroides? Es una pregunta de Santiago Hernández.

Dr. Carlos Duque: Para responderle a Santiago. Yo creo que es muy diferente hoy a como era antes. Yo me acuerdo que la gente antes se operaba, y que se tenían que ir a acostar un tiempo, y que no se movían, y la infección, etc.. Hoy en día, uno prefiere que su paciente (tan pronto se opere y si le fue muy bien y todo [salió] bien) al día siguiente esté móvil y todo lo demás.

Yo creo que para una tiroidectomía total por cáncer, por ejemplo, la incapacidad va más o menos entre 8 y 10 días, dependiendo de lo que el paciente considere o haga. A veces 15 días porque el paciente está cansado, quiere tomarse un tiempo para solucionar sus problemas y sus cosas. Pero generalmente de 8 a 15 días es lo que uno considera.

Y [sobre] el tiempo de recuperación, yo les digo a ellos al día siguiente: “Por favor, hagan su vida común y corriente”. Si tiene que cuidarse la herida, curaciones, en fin, pero la actividad, prácticamente, si no hubo ninguna complicación y el evento quirúrgico transcurrió sin ningún problema, generalmente en 1 o 2 días pueden estar moviéndose como regularmente lo hacen.

Philip James, presentador: Después de cirugía es como… no sé, para mí fue… no sé, yo estaba en el gimnasio como a las dos o tres semanas después, pero pienso que se van a sentir diferente por unos días.

Hay otras preguntas acá, por ejemplo la de Lilian. Lilian, esta pregunta es un poco más personal. Yo voy a compartir el link del grupo de Doctor Tiroides con Phillip James y en ese grupo (el doctor Duque también es miembro), si tienen una pregunta más personal vamos a hacerlo en el grupo y así el doctor Duque puede responder en el grupo, y no aquí en Facebook Live.

En este punto, hay otra pregunta de Mariana y es sobre el riesgo de recurrencia en un cáncer papilar que tuvo extensión extraglandular, ¿qué es la recurrencia del cáncer papilar de tiroides?

Dr. Carlos Duque: La recurrencia es cuando el tumor eventualmente vuelve. La Asociación Americana de Tiroides, la ATA desarrolló, en vista de que todos tenemos [riesgo de recurrencia], [el sistema de estadificación del cáncer] TNM para lo que son tumores, nódulos, adenopatías, ganglios y metástasis. La ATA desarrolló [categorizó] el riesgo de que el paciente tenga una recurrencia tumoral. Todo paciente con cáncer de tiroides, por pequeño que sea (suponga usted que se operó por un tumor de 5 o 6 milímetros en un lado y, de pronto, otro en el otro lado), pero ese paciente con un tumor tan pequeño, aún así, [dentro de] 20 o 30 años puede tener un riesgo de que eventualmente el tumor vuelva, muy bajo. En la medida en que tenga más tumores (lo que nos refiere Mariana, la extensión extracapsular o extratiroidea), que uno vea que el músculo se invade por la lesión, hace que el riesgo suba un poquito, entonces ya sube un poco más el riesgo de que el tumor vuelva (recurrencia).

Pero, eventualmente, ¿qué hay que hacer? Lo que decía la paciente [anteriormente], Damaris, un seguimiento adecuado, una ecografía, una tiroglobulina, para que uno como cirujano, o como endocrino, o como médico tratante [pueda] darse cuenta de eso y pueda tomar la conducta adecuada y recuperar la vida que el paciente tenía sin tener la lesión como tal.

Philip James, presentador: Muy bien. Pero, ¿no es muy común, entonces?

Dr. Carlos Duque: No. No es común, afortunadamente. Repito, que depende del grado… Perdón del grado, no (del grado sí tiene que ver un tanto referente a la parte de la histología y la patología) sino del volumen tumoral que tenga y todas esas cosas. Hago salvedad que estamos hablando aquí de… Generalmente son dos formas de cáncer de tiroides bien diferenciados que son papilar y folicular (papilar siendo el más común); y el mal diferenciado, que es el medular, el cual sí tiene un comportamiento un poquitico más agresivo si se diagnostica más tardíamente; y el anaplásico. Pero limitémonos al papilar y al folicular, el cual es más común afortunadamente y de mucho, mucho mejor pronóstico.

Philip James, presentador: Doctor Duque, solo faltan unos minutos más de este tema. La diferencia sobre papilar, anaplásico, medular. Hay algunos cánceres de tiroides que es verdad, vas a morir. Yo no quiero sonar tan grave pero…

Dr. Carlos Duque: El cáncer de tiroides es una enfermedad que, de verdad (no lo quiero decir así, pero), es fascinante. Porque tiene el tumor de mayor probabilidad de control de enfermedad: el cáncer papilar, pero tiene a su vez (casi del ciento por ciento por decir lo menos o lo más, pero tiene a su vez) el tumor que tiene la mayor probabilidad de mortalidad, que es el carcinoma indiferenciado o anaplásico, en el cual, desgraciadamente, la tasa de sobrevida es de menos del 2% a 6 meses para los pacientes a los que se les diagnostica, los cuales, afortunadamente, son muy, muy raros. Pero sí, es una lástima y una desgracia tener un paciente con esta enfermedad, porque sabe que tiene que procurar ayudarle, ahora sí, a estar bien porque tiene un diagnóstico malo.

Philip James, presentador: Gran parte de las preguntas han sido sobre cáncer papilar, y hoy casi todo ha sido a cerca del papilar.

Otro punto, antes de seguir adelante con otras preguntas. Hubo una entrevista en Doctor Tiroides con el Doctor Antonio Hakim, desde Bogotá, y voy a compartir el link de esta entrevista con el Doctor Hakim porque él está explicando que no hay que tenerle miedo a la palabra “cáncer” cuando se trata de tiroides.

Vamos a ver si hay otra pregunta. Si tiene preguntas, por favor, ponga todas sus preguntas en los comentarios. Pero, Doctor Duque, seguimos adelante con otro tema de cáncer de tiroides. Estoy hablando como paciente, ¿no? ¿Cómo podemos saber si tenemos un buen cirujano?, ¿dónde podemos buscar recursos sobre el tema del cáncer de tiroides?

Dr. Carlos Duque: Yo creo que cada ciudad, cada país o cada departamento tiene una serie de doctores que se van especializando en una enfermedad en particular. No sé, es como si manejo un carro y lo llevo únicamente donde el mecánico que hace todo, o lo llevo donde el mecánico que maneja, y que está entrenado para manejar, este tipo de modelo, como lo quieran llamar. Yo igual diría, o si usted le pregunta a un amigo: “¿dónde llevo mi carro? Porque tiene un problema”; “Vaya donde ese mecánico o a este lugar donde manejan bien ese problema”.

Lo mismo ocurre (diría yo) para el médico. Preguntarle a su médico tratante (familiar, ginecólogo, ginecóloga, su internista): “¿cuál médico me recomienda?” y entrar de pronto a las redes. Yo creo que no es un pecado preguntarle a un médico o a un cirujano: “¿cuántas cirugías de esas hace usted por año?, ¿cuál es su experiencia?”. Yo me siento honrado en decirle que yo, afortunadamente, opero pacientes, tengo pacientes con esta enfermedad, tengo la confianza de muchos colegas. Y entonces eso permite eso. Pero yo repito que no es un pecado preguntarle a su médico: “Recomiéndeme un buen cirujano o un buen endocrino (si es el caso) para que me trate”. Con seguridad, en su ciudad de origen o cerca de esta encontrará a alguien que pueda tratar la enfermedad que tiene de un modo adecuado con la menor posibilidad de complicaciones, si estas se pudieran presentar, más o menos.

Philip James, presentador: Yo estuve hablando en una entrevista con el Doctor Miyauchi, de Japón, y uno de los temas fué ¿cómo sabemos si el cirujano es muy bueno? Y hay otro médico que se llama doctor Shaha, en Doctor Tiroides, en una entrevista, y él explica que es muy importante que el cirujano (…) No solo se trata de las preguntas que nosotros hacemos como pacientes sino que también son muy importantes las preguntas que el cirujano le hace al paciente. Y la pregunta número uno es “¿Usted a qué se dedica, cuál es su trabajo?”

Dr. Carlos Duque: Sí, yo (…) creo que es imposible que el doctor Saha le [asegure] a un paciente ciento por ciento, “le firmo acá”, que no va a salir con problemas de voz. De verdad que uno lo ve en las conferencias hablando y es una persona tan entretenida para hablar, pero como cirujano, es imposible que uno le diga al paciente “ciento por ciento, va a estar bien”, ¿de acuerdo? Uno procura que sea así, que ese sea el resultado final.

Pero sí creo que uno tiene que tener en cuenta, primero, la actividad del paciente. Y no quiero con esto demeritar la actividad de nadie, pero si llega un paciente que dependa de su voz, uno tiene que hacer el mayor empeño ese día, como lo hago todos los días, para que ese paciente tenga su voz adecuada ¿de acuerdo? Procurar que eso ocurra.

Pero también hay que tener en cuenta otras cosas importantes: ¿el paciente, dónde vive?, ¿qué tanto tiempo tiene para desplazarse?, ¿tiene forma de hacer cuidados postoperatorios adecuados? Todo esto tiene que ver al momento de uno definir cuál es la urgencia de la cirugía. Si, de pronto, la ecografía y la biopsia de ese nódulo me [mostró] que tiene una variedad de papilar, pero puede que sea un poco más agresiva, “¿será que en ese paciente sí tengo que ir un poquitico más rápido?” Y no me refiero a la cirugía, sino a la programación, a diferencia del papilar normal.

Pero volviendo, sí, a la parte de la ocupación, es importante (y no quiero [discriminar] entre una u otra actividad que cada [quien desempeñe] (la verdad que no soy así) ni demeritarla (y tampoco lo hago), pero cada paciente es diferente, y cada paciente tiene el derecho y la oportunidad de salir de su cirugía hablando como debe ser, como entró, generalmente.

Philip James, presentador: Doctor Duque, cuando un paciente está en su oficina, como usted es uno de los mejores cirujanos de cáncer de tiroides del mundo, usted le explica todos los riesgos. Pero hay otros cirujanos en el mundo que no están explicando los riesgos de cirugía a los pacientes. Y por ejemplo, para mí, si yo hubiera sabido los riesgos antes de entrar a cirugía, yo no hubiera seguido adelante. Pero esto es una cosa personal.

Vamos a continuar con otra pregunta y esta pregunta es interesante, es de Mariana. Mariana está preguntando sobre parathyroid (paratiroides), ella está perdiendo calcio. ¿Puede hablar de este tema? Porque yo también tengo el mismo problema.

Dr. Carlos Duque: Lo que pasa es que las paratiroides son unas glándulas que se forman en conjunto con la tiroides mientras estamos en el vientre de la madre. Pero las paratiroides, aunque se llaman para-tiroides, están cerca a la tiroides… Nuevamente volvamos a la imagen del corbatín o de la mariposa: Las paratiroides son unas glandulitas pequeñas, menos de 6 mm, (o 6 mm cuando son grandes). En general, le digo a los pacientes que son como una lenteja, o como un grano de arroz muchas veces. Tan pequeñas y están atrás de la tiroides. No son fácilmente observables sino que uno como cirujano sabe dónde están, más o menos las busca, aunque eventualmente puede haber una anormalidad.

No es usual (dependiendo de la enfermedad del paciente, el grado de volumen que tenga, si tiene muchos ganglios comprometidos por el tumor) que un cirujano reseque inadvertidamente las paratiroides. A veces uno puede confundirlas con grasa adherida a la tiroides, y el patólogo, finalmente, le [llama] a eso: una paratiroides. Pero por eso, generalmente, el paciente no va a tener problema.

Pacientes con mucha enfermedad tumoral, o que el cirujano no tenga la precaución de buscar esas paratiroides y preservarlas, y dejar su vasculatura adecuada, pueden tener, sí, riesgo de tener lo que se llama un hipoparatiroidismo permanente (“hipopara”= bajo en hormona paratiroidea). Y desgraciadamente esos pacientes tienen que tomar, por largo [tiempo], calcio para poder suplementar esa falta del mismo, es básicamente eso. No es usual, pero que un paciente quede con hipopara permanente es muy raro. En menos del 3% ocurre, pero [sí] se presenta, desgraciadamente.

Philip James, presentador: Yo no tuve mucha suerte, ¿no? Yo tuve el problema del calcio y también perdí la voz. Pero no es muy común.

Hay dos preguntas acá que tienen en común Sofía y Santiago. Ellos están preguntando sobre el tema del estrés, si esto es una causa de los problemas en la tiroides.

Dr. Carlos Duque: Yo no sé. Yo sí sé que el estrés tiene muchas cosas que ver con la vida de los hombres y mujeres hoy día. Todos tenemos una situación personal, una actividad, llegar a tiempo a un lugar, realizar una cirugía (que para mí a veces representa un reto por la dificultad, por la persona, por la ocupación) pero todos tenemos estrés. Yo no sé si tenga que ver mucho con el desarrollo del cáncer, a veces creo que tiene que ver más con el desarrollo de una recurrencia y dicen que el estrés puede hacer que la carga inmunológica de defensa de uno, como tal, permita que eso llegue a ocurrir, y creo que eso es factible. No sé qué tenga que ver, directamente, el estrés con el desarrollo de cáncer por primera vez. De verdad que no diría que tenga mucho que ver.

Sé que para otras enfermedades, y yo he conocido pacientes que están recuperándose de una leucemia, un linfoma, eventualmente tuvieron una pérdida, decepción en su familia, o un problema en su trabajo y esa depresión tan severa les llevó a que el tumor recurriera, pero, la verdad, no estoy muy seguro de que tenga que ver mucho con la parte de tumoración inicial, como tal.

Philip James, presentador: Hay otra pregunta sobre el “laryngeal nerve” (nervio laríngeo recurrente). ¿Podemos hablar un poco más sobre la voz?

Dr. Carlos Duque: Si.

Philip James, presentador: Podemos perder la voz durante una cirugía, pero también se puede reparar este nervio si lo han cortado, ¿no? ¿Puede compartir más detalles sobre este tema?

Dr. Carlos Duque: Este es un tema de verdad muy controversial, Philip, porque a lo largo de (yo recuerdo, en mi carrera) 20 o 25 años, algunos autores decían lo que tú dices. El cirujano está en su cirugía, accidentalmente (porque no creo que nadie corte un nervio que no esté comprometido por un tumor de forma voluntaria) seccionó este nervio. Cuando el cirujano se da cuenta de eso (…) lo puede suturar otra vez con una sutura muy fina, con [la ayuda de] un microscopio. El problema es que un nervio, llámese como se llame… Hazte de cuenta (y las personas que están viendo esta entrevista) que un nervio es como un paquete de espaguetis; es imposible porque ese paquete de espaguetis, que viene en una envoltura, cuando tu lo abres, todos los espaguetis se [esparcen]. Cada fibrita de ese “espagueti”, cada espagueti, que representa una fibra de ese músculo, va directamente a una fibra del músculo de la voz. Entonces, es imposible que una sutura logre unir todas y cada una de estas fibras.

Lo que [produciría] esa unión, esa sutura del cirujano que, eventualmente, de forma accidental incidió o cortó ese nervio, es finalmente el tono; le da un poquitico de tono a la voz. Pero no creo que la voz sea igual ni la motilidad de esa cuerda se recupere como esperaría uno, eso no ocurre. Pero sí creo, (y lo he visto en dos pacientes en los que he tenido que seccionar el nervio porque han tenido tumor en la parte central, después de encontrar y resecar el tumor, me ha permitido suturar nuevamente los cabos distal y proximal), y creo que la recuperación de la voz de esos pacientes fue mejor que la de los paciente en los cuales, dada la tumoración, no pude hacer eso. Entonces, algo debe haber.

Pero sí creo que es muy difícil que esta cuerda vocal se vuelva a movilizar como se movilizaba antes. Eso es básicamente lo que ocurre.

Philip James, presentador: Yo quiero compartir tres cosas sobre este tema porque en Doctor Tiroides siempre estoy charlando con muchos médicos de tiroides en todo el mundo, así que quiero compartir tres cosas. La tercera es una pregunta para usted.

Número uno. Acá tengo un link que voy a compartir, del doctor Miyauchi. Él está hablando (esta es una entrevista en inglés, pero) está hablando del tema de “si el nervio está cortado, cómo vamos a repararlo (?)”.

La otra cosa, el tema número dos. El doctor Antonio Hakim, de Bogotá. El está diciendo que tiene una especie de “terapia” después de cirugía, tiro…

Dr. Carlos Duque: Si, la tiroplastia.

Philip James, presentador: Claro. Y que él puede hacer como una terapia sin cirugía.

Y la tercera cosa, si puede compartir sobre eso porque el cirujano cortó mi nervio y después tuve un implante, ¿puede hablar más sobre el implante?

Dr. Carlos Duque: Vamos por partes. Bueno.

Ya mencioné que independientemente de que el cirujano que seccionó el nervio lo pegue, no funcionará; dará tono pero no. Pero sí hay, hoy en día, diferentes formas de rehabilitar la voz: 1. Ir donde la terapista de la deglución: fonoaudióloga, foniatra (como se llame en los diferentes países), “speech pathology” en Los Estado Unidos o en Inglaterra. Esta terapista le va a dar una serie de recomendaciones y de ejercicios para que su cuerda vocal… Suponga que la cuerda vocal (no se si me pueden ver) es esto, acá y la cuerda vocal izquierda se lesionó y no se mueve. El cirujano o la terapista, lo que hace es [tratar] de que este lado de la cuerda tenga más fuerza y se me alise parte de la línea media, de modo que ese espacio que quedó no quede tan amplio al momento de hablar, y la voz mejore. 2. Pero si eso no ocurre o el paciente requiere que se haga inmediatamente (rápidamente), que se haga una cirugía (como te la hicieron a ti) en la cual, en el cartílago tiroides, el otorrino que hace cirugía de laringe, o el otorrino entrenado para esto, hace una pequeña ventanita en ese cartílago y coloca un implante a fin de que esa cuerda, que estaba abierta y no se movía, llegue más a la parte media, y la otra cuerda que se está moviendo permita cerrar toda esa brecha que hay y [así] permitir que la voz mejore. Eso se llama un implante de tiroplastia; lo hay metálico, lo hay de lo que se usa para colocar los injertos vasculares (coroplast), de titanio o, inclusive, de silastic. Pero sí sirve, como tal.

¿Cuál era la otra pregunta, la final, la tercera de ese set? Creo que era básicamente eso.

Philip James, presentador: Sí. Hay otra pregunta acá, doctor Duque, sobre el tema de niveles de tiroglobulina. Compártanos más sobre eso, por favor.

Dr. Carlos Duque: Afortunadamente la tiroglobulina es lo que llaman un marcador tumoral. No hay (no que sepa yo, puede que me esté equivocando, pero no creo) otro marcador tumoral que se asemeje a la tiroglobulina, referente a la tiroides. La única que tiene que ver con la tiroglobulina es la tiroides o el tejido tiroideo, sea que esté bueno o esté malo (cáncer). Entonces, los pacientes después de ser operados, se siguen con tiroglobulina. La TSH y la T4 se ordenan para ver cómo está la función en el paciente: “¿le estoy dando la hormona adecuada?, ¿le falta?, ¿le sobra?”, en fin. Pero la tiroglobulina es la que le dice a uno (como hablábamos ahorita con Damaris cuando nos hablaba de ese nódulo que tiene de 10 mm en lecho tiroideo), nos sirve para decir: “Un paciente que estaba hoy con 2 de tiroglobulina y ya tiene en dos años 10-12, quizás es importante”. Pero si esa tiroglobulina ha permanecido estable en menos de 2 (o tuvo 3, en fin), pero no se eleva, no se incrementa con el tiempo; el paciente está muy bien, libre de enfermedad.¿De acuerdo? A veces para lesiones muy pequeñas, tumores muy pequeños que están empezando, quizás no se altere inicialmente; posteriormente con el tiempo se aumentará en la medida en que la lesión o la recurrencia aumente.

La tiroglobulina, en resumen, es simplemente un marcador tumoral que permite seguir a los pacientes después de la tiroidectomía total. Porque hoy en día (y me meto un momentico en esto, un segundo no más) uno puede hacer, en un paciente con un tumor muy pequeño, una hemitiroidectomía, y en ese paciente, como todavía hay tejido tiroideo (es decir: si yo saqué solamente un lóbulo tiroideo, hemi-tiroidectomía o lobectomía, y dejé el otro lado sin tumor, que no tenga enfermedad, a ese paciente no justificaría pedirle una tiroglobulina porque tendrá tejido tiroideo que produzca esa tiroglobulina, entonces no justifica pedirla; se ordena en pacientes tiroidectomizados totales.

Philip James, presentador: Muy bien, gracias. Para aquellos que están acá en Facebook Live: por favor, si tiene alguna pregunta puede ponerla en los comentarios y el Doctor Duque va a tener una respuesta.

Pero solo tenemos como cinco minutos más.

Doctor Duque, hay una pregunta de Carmen Santos, y la pregunta es: “¿Qué factores toma en cuenta usted para decidir si un paciente necesita rastreo con yodo después de [cirugía]

Dr. Carlos Duque: ¿De cirugía?

Philip James, presentador: No, de yodo.

Dr. Carlos Duque: Sí, lo sé, lo entiendo. En ese [tema], como decía al principio de la entrevista, ha habido un cambio, de verdad, tremendo en el campo del cáncer de tiroides. Hace unos ocho años (quizá un poco menos o más) a todos los pacientes con cáncer de tiroides se les daba yodo, independientemente de que tuvieran [tumores de] 1 centímetro, 2, 3 o lo que sea. Hoy en día, con estudios hechos por el doctor Miyauchi, el Doctor [Teruel] en Nueva York y una serie de todos los que tienen que ver con cáncer de tiroides, se ha encontrado que estos pacientes con enfermedades tan pequeñas, con poco volumen tumoral, con un riesgo bajo, no ameritan yodo (radiación).

Es importante decir que el yodo también puede tener efectos colaterales, entonces puede dar desde una simple gastritis o, eventualmente (dependiendo la dosis), otros problemas más serios.

Entonces, hoy en día se les da yodo a los pacientes que tengan una patología un tanto anormal, o que se diga que tiene un tumor muy grande, se pega al músculo, se pega al nervio de la voz, o tiene muchos ganglios. Esos pacientes se beneficiarán del yodo radiactivo. Pero si el paciente tuvo una enfermedad muy pequeña (8 mm [tumor] papilar o 1 cm) y no hay otras descripciones [por parte] del patólogo que indiquen una enfermedad más agresiva, no justificaría tener yodo radiactivo para ese paciente.

Philip James, presentador: Doctor Duque, en este tema yo no quiero generar susto en los pacientes, pero yo también soy paciente de cáncer de tiroides, y es importante que ellos sepan que hoy en día hay muchos estudios que demuestran que si tomamos yodo es muy posible que se pueda contraer cáncer en la sangre.

Dr. Carlos Duque: Si, leucemia.

Philip James, presentador: Por favor, compártanos un poco sobre este tema.

Dr. Carlos Duque: Cuando nos dan una dosis de yodo radiactivo esta va en una cápsula ¿de acuerdo? Entonces a medida que tomamos la cápsula ese yodo se absorbe, pasa al intestino, se absorbe y pasa a la sangre. Pero [a su vez] también pasa por el hígado, por el vaso, por la médula ósea donde se hacen las células del cuerpo de sangre (los glóbulos blancos y rojos). De hecho, en todo paciente al que se le da una dosis de yodo, si usted le toma [una muestra de sangre], al momento de esa dosis, a unos dos o tres días, va a notar que el conteo de glóbulos blancos y rojos baja un poquito, por ese efecto. Porque el material radiactivo pasó por la sangre, circuló por la médula ósea y afectó, ligeramente, ese conteo. Pero eso, el cuerpo permite asimilarlo y se recupera. Finalmente ese yodo ingerido va al lecho tiroideo y acaba o esteriliza todo el tejido tiroideo que su cirujano pudo haber dejado atrás esté o no comprometido por el tumor.

Pero el problema es cuando los pacientes reciben muchas dosis de yodo (que eso es acumulativo) y puede aumentar el riesgo de tener enfermedades malignas secundarias a la radiación que recibieron, particularmente, enfermedades tipo leucemia o agranulocitosis; que es simplemente la falta de células de defensa del cuerpo como tal.

Philip James, presentador: OK. Gracias, Doctor Duque, y Carmen, gracias por su pregunta.

Mire, por una hora hemos estado hablando del cáncer de tiroides y es muy evidente que esta enfermedad no para, ¿no? Es como que hay una cirugía y luego, posiblemente, hay problemas de voz, de calcio o de sangre. No es que algunas veces un médico te va a decir “es un good cancer”, cáncer bueno. Ya sabemos que no es un “good cancer” ¿no?

Dr. Carlos Duque: No. No hay cáncer bueno. Pero, afortunadamente, esta enfermedad tiene un pronóstico excelente y a los pacientes les va muy bien, desde el punto de vista oncológico. Hay un lapso de seis meses a un año mientras el paciente se adecúa a su nueva circunstancia, en el que quizás tenga algunos problemas. Pero, por lo general, si un paciente está en manos de un cirujano adecuado, un equipo que maneja adecuadamente a pacientes con esta enfermedad y lo siga, y el paciente haga parte de ese seguimiento en conjunto con su médico, por lo general, el pronóstico es (y será) muy bueno todo el tiempo. Y si se diagnostica eventualmente una recurrencia, es decir que el tumor vuelva, seguramente ese médico que trata a ese paciente va a estar en la posibilidad de hacer un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado para permitir que el paciente siga su vida como la venía teniendo anteriormente.

Philip James, presentador: Muy bien. En este punto tenemos tiempo para una pregunta más. Antes de otra pregunta yo estoy poniendo un comentario del libro del doctor Duque que se llama “¡Uuuyyy, TENGO CÁNCER DE TIROIDES!”, ¿Qué hago?, ¿no? Y usted puede ir a la página web de este libro y dar un like para obtener más recursos sobre cáncer de tiroides ¿no, doctor Duque? ¿puede compartir más sobre su libro?

Dr. Carlos Duque: Sí, el libro nació de la necesidad que tenía de explicarle a los pacientes y de calmarlos de su ansiedad. Uno a veces, como cirujano o como médico, no tiene tanto tiempo para dedicarle todo ese rato al paciente. Y finalmente, fui acumulando una serie de experiencias, y cada que un paciente me hacía una pregunta, la anotaba, y el libro nació de eso. Y procuré hacerlo en el lenguaje más simple (sin insultar a nadie), más sencillo para que los pacientes que no son médicos ni tienen ninguna relación con el conocimiento médico puedan entender su enfermedad, entender ¿qué es un nódulo tiroideo? ¿dónde se localiza el nervio recurrente? ¿qué son las paratiroides? ¿cuál es la recurrencia y dónde?, ¿cuál es un “basamento” o disección mediastinal? ¿por qué me tengo que operar?, si me van a dar yodo, ¿de qué me tengo que cuidar? ¿puedo quedar en embarazo? (cómo preguntan muchas mujeres), si me dieron yodo ¿qué hago con mi mascota? Porque yo no [sabía]. Son muchas cosas que vine a entender y a poder explicarle a los pacientes apenas profundicé mucho más en el tema, y me sirvió demasiado de verdad.

Philip James, presentador: Doctor Duque, gracias. Hay una pregunta más y tenemos la pregunta acá. Pero antes de hacer esta pregunta yo quiero compartir otro recurso, y en los comentarios estará este recurso del grupo de Doctor Tiroides con Philip James. En este grupo también está el Doctor Duque, y es un grupo privado. Ahí ustedes pueden poner sus preguntas y el Doctor Duque puede responderlas; luego, si no hay tiempo hoy.

Vamos a seguir adelante con la última pregunta, y es una muy, muy buena pregunta de Damaris Fernandez. ¿Cuáles son los criterios para considerar un paciente para yodo?

Dr. Carlos Duque: Uno, antecedentes personales; dos, la ecografía; tres, sin lugar a dudas, el reporte del cirujano (¿qué encontré en cirugía? ¿me dió dificultad? ¿estaba la lesión adherida al músculo o se pegaba a la tráquea? o ¿encontré muchos ganglios?), el reporte de cirugía, la experiencia del cirujano y el reporte final de patólogo.

Si el patólogo le dice a uno que la tumoración (que uno como cirujano no pudo ver) se pegaba contra el músculo, o en alguna oportunidad se adhiere a pequeños vasos de tiroides (lo cual no tiene que ser así e indicaría que el tumor tiene una agresividad un poquitico mayor a la usual), o que se pega a un filete nervioso, o que encontró muchos ganglios y de esos 10-12 ganglios que tenía había 4 o 5 con enfermedad real tumoral, ese paciente tiene que [recibir] yodo.

Pero si la lesión mide 6-8 milímetros y tiene una patología que no sale de un cáncer papilar clásico y no está rodeado de ninguna otra lesión ni se encuentra, en la tumoración tiroidea (o en la tiroides, perdón) otras lesiones tumorales, ese paciente (hoy en día, la verdad, a diferencia de unos años atrás) no necesitaría yodo.

Y estamos procurando dar menos tratamientos de yodo a fin de que el paciente tenga menos riesgos en su vida, como tal. Porque, de hecho, el yodo también implica incapacidad, aislarse, tener una serie de cuidados personales y de la familia, entonces es una ventaja tener hoy en día esta opción.

Philip James, presentador: Yo pienso que en el futuro vamos a tener una entrevista sobre solo este tema, sobre el yodo, porque hay más detalles.

Antes de decir hasta luego, Doctor Duque hay otra pregunta, la última pregunta de hoy. Muchas gracias por estar acá y a todos los que están con nosotros también.

Pero antes de esta pregunta yo voy a compartir otro recurso y este es la página web de Doctor Tiroides. En Doctor Tiroides puede encontrar muchas entrevistas en español, solo tiene que dar clic en “play” (es gratis) y puede escuchar las voces de los mejores médicos del mundo, en español.

Doctor Duque, ¿cuándo es el mejor momento del día para tomar la pastilla de Levotiroxina?

Dr. Carlos Duque: Lo que pasa es que uno debe procurar… El cuerpo tiene unos momentos fisiológicos, entonces uno debe procurar… Se ha encontrado que la hormona tiroidea se libera más o menos en las horas tempranas del día, por eso se le recomienda al paciente tomar la hormona tiroidea como primer acto apenas se despierte; levantarse, un poquitico de agua y tomarla. Porque en ese momento, por estudios de investigación, se ha encontrado que es cuando más se libera la hormona tiroidea. Es básicamente eso.

Pero si el paciente no puede hacerlo por su actividad, porque tiene que levantarse y desayunar temprano, se le recomienda que, de pronto, en la noche coma temprano, espere unas tres horas y ya se puede tomar la hormona, antes de acostarse. Pero por lo general se recomienda tomarla en la mañana tan pronto el paciente se despierte y esperar una hora para desayunar antes de tomar otro medicamento o consumir el desayuno, como tal.

Philip James, presentador: Yo pienso que es una pregunta de muchos pacientes, ¿no? Es el tema de cuándo puedo tomar esta pastilla y cuándo puedo comer después de la pastilla y todo esto. Porque a algunos pacientes les gusta tomarla por la noche, por ejemplo, a otros, por la mañana. Yo lo hago por la mañana.

Dr. Carlos Duque: Depende de las circunstancias. Yo diría que tu médico o endocrino o cirujano te explicará. “Doctor, es que tengo que madrugar todos los días y no me puedo ir sin desayunar”, la opción es esa: comer temprano antes de acostarse, dos o tres horas antes de acostarse y de haber comido ya se toma la tableta, y se asimilaría (o sería algo similar) a que se la tomara en la mañana, con el mismo resultado finalmente. Y [en ese caso], hago un paréntesis, hay que estar pendiente del TSH y T4 para ver si su función es adecuada, porque de pronto puede que la esté tomando de forma inadecuada. Y, sobretodo, recalcar no tomarla con algún otro medicamento directamente, solamente con agua (ni café ni jugo) porque la hormona, su estructura, es muy lábil y no permite que se absorba si la tomamos con otros medicamentos o alimentos.

Philip James, presentador: Doctor Duque, gracias. Ya hemos estado una hora, puede disfrutar su día domingo pero por favor, antes de decir hasta luego ¿hay algo más que quiera compartir con la gente que está acá en Facebook live hoy?

Dr. Carlos Duque: Yo creo que cáncer bueno, no hay, esas son mis indicaciones. El cáncer de tiroides en la forma, desgraciadamente, anaplásica es una forma rara que afortunadamente (repito, perdón la redundancia) es muy rara. Pero el cáncer de tiroides, en las formas comunes que regularmente vemos los médicos, tiene muy buen pronóstico. La gente, sin decirle que debe perderle el miedo (no hay por qué tener esa expresión), pero si hay que tenerle respeto. Tratarla, no olvidar que fuiste un paciente con cáncer de tiroides y tu seguimiento será de por vida. Quizás en la medida en que se haga más largo el tiempo en el que te operaron al tiempo en el que estás bien de la enfermedad, será más adecuado, pero no olvidarse nunca de que hay que estar pendiente, hacerse eventualmente los exámenes. Y esta es una enfermedad de muy buen pronóstico.

De verdad que disfruté mucho la entrevista, espero que los pacientes hayan entendido mis conocimientos y lo que expliqué, si era el caso.

Philip James, presentador: Doctor Duque, una cosa más. Si alguien quiere estar en contacto con usted ¿cómo puede hacerlo?

Dr. Carlos Duque: En mi página web. Yo tengo una página web que se llama “casiduque” o en la página de Facebook que es “Uy, cáncer de tiroides” o el libro “Cáncer de Tiroides” en ese puede estar, lo pueden buscar y aparece. Pero, de verdad, procuraría responder a los pacientes, a veces me temo que no puedo responder inmediatamente porque tengo un día agitado, pero por lo general procuro responder en el lapso de unos días, si lo puedo hacer, sin ningún problema, de verdad. Sería un honor.

Philip James, presentador: Muy bien, Doctor Duque, muchas gracias y gracias a todos los que estuvieron acá hoy con nosotros y hasta la próxima vez.

Dr. Carlos Duque: Muchas gracias, a todos buena tarde y feliz domingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Última Actualización

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Add Your Heading Text Here

Add Your Heading Text Here